El gobierno del primer ministro Neftalí Bennett decidió posponer la apertura de las fronteras de Israel y la entrada de turistas vacunados hasta agosto, ya que Israel enfrenta un aumento en los casos de , informaron medios israelíes.
Además, se restablecerá la obligación de llevar máscaras en el interior si duran los casos medios diarios.

En un principio, se suponía que a los turistas vacunados se les permitiría ingresar al país a partir del 1 de julio. En los últimos días, el país se ha visto afectado por la variante Delta, lo que ha provocado un aumento de las infecciones en ciudades como Modi'in y Binyamina. Por el momento, unos 200 estudiantes y 20 profesores en Israel han dado positivo por el virus.

Actualmente hay unos 554 casos activos en el país. El número había caído anteriormente por debajo de 200. En su récord el invierno pasado, la cifra se situó en más de 85.000.
Tras los brotes y la nueva recomendación de las autoridades de vacunar a todos los niños de 12 a 15 años, el martes se administraron más de 7.000 inyecciones, la más alta en más de un mes. Unas 4.000 de ellas fueron primeras dosis para niños, aproximadamente el doble de la cantidad de días anteriores.

Para hacer frente al nuevo brote el gobierno decidió establecer un nuevo gabinete de que incluye a Bennett, el ministro de Salud Nitzan Horowitz, el ministro de Relaciones Exteriores Yair Lapid, el ministro de Defensa Benny Gantz, el ministro de Finanzas Avigdor Lieberman, el ministro de Justicia Gideon Saar y la ministra del Interior Ayelet Shaked, así como otros ministros.

Además, el Ministerio de Salud anunció que en situaciones específicas, las personas vacunadas o recuperadas pueden recibir la orden de entrar en cuarentena.
Según la normativa vigente, las personas que se consideran completamente inmunizadas (una semana después de su segunda inyección o después de recuperarse de la enfermedad) están exentas del aislamiento si entran en contacto con un portador de virus identificado.

Sin embargo, según una nueva directiva firmada por el director general del ministerio, Chezy Levy, un médico distrital, el director general del Ministerio de Salud o el titular de los Servicios de Salud Pública podrán exigir que estos individuos se aíslen si estuvieron en contacto con alguien. infectado con una variante del virus que se considere especialmente peligrosa o con un evento con un efecto de morbilidad excepcional. También es posible que deban aislarse si están en contacto regular con poblaciones de alto riesgo o no vacunadas, o si volaron en el mismo avión con un portador de identificado.
Además, la nueva directiva restableció la obligación de llevar una máscara en el aeropuerto y en las instalaciones médicas.

Finalmente, Horowitz dijo que los padres o los responsables de un menor de 12 años que debe estar en cuarentena pueden recibir una multa de 5.000 NIS si el menor no cumple con las reglas. Como explicó Horowitz al pleno de la Knesset, los niños mayores de 12 años serán multados directamente.
El ministro también aseguró que se han resuelto los problemas logísticos en el complejo de pruebas de Ben Gurion, que el viernes provocó que unos 2.800 pasajeros entrantes se fueran a casa sin hacerse la prueba -como se requiere para todos los que aterrizan en Israel-, y que la aplicación de la las normas de viaje están en proceso de intensificarse.
Los israelíes que vuelen a los países con prohibición de viajar - en este momento Argentina, Brasil, India, Rusia y Sudáfrica - sin obtener el permiso del comité gubernamental especial dedicado a este propósito, ahora serán multados.

El martes, Israel registró unos 110 nuevos casos de , una ligera disminución con respecto al día anterior, cuando se identificaron 125 nuevos portadores del virus, pero sigue siendo un número alto en comparación con las semanas anteriores. La última vez que el país tiene más de 100 nuevos portadores de virus al día fue en el mes de abril. Sin embargo, las cifras siguen siendo muy bajas en comparación con los miles de nuevos pacientes que surgen cada día en el pico de la , y los casos actuales son asintomáticos o como mucho leves.

La cifra incluye unas 14 personas procedentes del extranjero. Nueve de ellos fueron vacunados según el Ministerio de Salud.

 

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A excepción de tu nombre y tu correo electrónico tus datos personales no serán visibles y son opcionales, pero nos ayudan a conocer mejor a nuestro público lector

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
Artículo anteriorCientíficos israelíes no aseguran que reciente brote de COVID se encuentre ‘bajo control’
Artículo siguienteEl presidente de Honduras llegó a Israel para inaugurar la embajada de su país en Jerusalem