Después de un fin de semana de violencia y cientos de heridos en los choques entre manifestantes y las fuerzas de seguridad israelíes, se prepara para la marcha anual a la ciudad vieja que conmemora la conquista por parte de Israel de la parte oriental de la ciudad santa en la guerra de 1967, ‘Día de ’ para los judíos, ‘Día negro’, para los . En un intento por rebajar la tensión la Justicia decidió retrasar un mes la decisión final sobre el desalojo de cuatro familias palestinas del barrio de Sheikh Jarrah. Este desalojo se ha convertido a lo largo del movido mes del ramadán en el eje central de unas reivindicaciones que tuvieron su momento cumbre el sábado, cuando miles de fieles permanecieron en la Explanada de las Mezquitas tras la oración de la noche en señal de apoyo con las familias de Sheikh Jarrah. Esta protesta concluyó con un asalto policial a gran escala que incluyó el desalojo por la fuerza de la mezquita de Al Aqsa y dejó 200 heridos.

La decisión de retrasar la vista definitiva sobre el caso de Sheikh Jarrah «es una estrategia israelí para ganar tiempo y calmar las movilizaciones de solidaridad y protesta contra la limpieza étnica en la parte Este de la ciudad, pero no lo conseguirán», reflexionó en las redes sociales la escritora y activista palestina Marwa Fatafta, una voz activa en las redes que intenta frenar el desalojo.

Las tierras en las que ahora se levantan casas para refugiados fueron compradas hace 145 años por las comunidades sefardíes y asquenazíes. Una compañía vinculada al movimiento colono se ha hecho con ellas y, según la ley israelí, si los judíos prueban que tenían posesiones en Este antes de la guerra de 1948, pueden pedir que les sean restituidos sus «derechos de propiedad», algo que no pueden hacer los que perdieron sus posesiones en la parte occidental, aunque tengan los documentos que lo prueban.

Israel rechaza la presión

La noche del sábado fue Leylat al-Qadr, la noche del Destino, la más importante del mes sagrado del ayuno ya que marca el momento en el que el Corán fue revelado a Mahoma, y 90.000 personas se dieron cita en la Explanada. En los choques que se produjeron a lo largo de la noche, esta vez fuera del tercer lugar más sagrado para el Islam, 90 personas resultaron heridas, según la Media Luna Roja.

El primer Benjamín Netanyahu defendió la actuación de las fuerzas de seguridad y el avance de la ocupación en la parte oriental de una ciudad que considera «capital eterna e indivisible del pueblo judío». A diferencia de lo que sucedía en la era Trump, esta vez Estados Unidos instó a ambas partes a evitar medidas que «exacerben las tensiones o alejen aún más la paz», como las «actividades de colonización, las demoliciones de casas y los actos de terrorismo». Este mensaje no gustó a un primer que rechazó «de manera firme la presión para que no construyamos en » y lamentó que esta presión vaya en aumento.

FuenteABC Internacional

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A excepción de tu nombre y tu correo electrónico tus datos personales no serán visibles y son opcionales, pero nos ayudan a conocer mejor a nuestro público lector

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
Artículo anteriorIsrael será centro de la atención deportiva: Inaugurarán, a nivel mundial, ‘Barça The Exhibition
Artículo siguienteDecenas de Heridos por cohetes y piedras en Israel Gaza advierte que seguirán atacando hasta recuperar la tranquilidad