Diario Judío México - tiene una hermana gemela en

El presidente de escribe en el libro de visitas del Muro de las Lamentaciones: “Gracias a nuestros hermanos, que guardan esta ciudad santa”.

El presidente hondureño, Juan Orlando Hernández, llegó esta mañana, el domingo, con su esposa para visitar el Muro de los Lamentos durante su visita a Jerusalén, durante la cual inaugurará una oficina diplomática de su país.

El presidente expresó su entusiasmo por la visita y dijo que visitó el Muro de los Lamentos hace casi treinta años (en 1991), una visita que tuvo un gran impacto en él. Dijo que estaba contento de que el pueblo judío estuviera a cargo de “este lugar sagrado” y abrió sus puertas al mundo entero, y estaba contento de volver a visitarlo.

El rabino del Muro de los Lamentos, el rabino Shmuel Rabinovich, recitó el Salmo 121 con el presidente hondureño y lo felicitó con la oración del rey Salomón, para que todas sus oraciones y las de su país sean aceptadas fácilmente.

El presidente permaneció en oración personal durante mucho tiempo, enterró una nota en el Muro de los Lamentos, y escribió en el libro de visitas del Muro de los Lamentos, “Gracias a Dios por permitirme representar a en este momento para asegurar nuestra cercanía a … Que sea el comienzo de las bendiciones para nuestro pueblo. Gracias a nuestros hermanos, que guardan esta ciudad santa. Que la paz continúe extendiéndose entre los pueblos del mundo. Dios bendiga a “.

Al final de su visita, el Presidente de dijo: “El Estado de puede ver a una hermana gemela en . Ahora estamos abriendo una nueva relación. Tengo el privilegio de ser Presidente de y le agradezco por mantener esto lugar sagrado.”

Fuente national news, israelnoticias

Foto fundación del patrimonio del Muro de los lamentos

Las opiniones expresadas aquí representan el punto de vista particular de nuestros periodistas, columnistas y colaboradores y/o agencias informativas y no representan en modo alguno la opinión de diariojudio.com y sus directivos. Si usted difiere con los conceptos vertidos por el autor, puede expresar su opinión enviando su comentario.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

Artículo anteriorUna deuda con la cultura judía
Artículo siguienteEl veganismo se vuelve viral en Israel