1939, República Checa. La roba de una casa privada en la ciudad de Brno dos dibujos a tiza del artista italiano Giacomo Cavedone (1577-1660). Es la vivienda de Arthur Feldmann, un abogado judío que acabó muriendo de un ataque al corazón tras ingresar en prisión y ser torturado en 1941. Allí guardaba consigo una colección de unas 700 obras de arte, confiscadas la mayoría por la policía secreta de la Alemania nazi, que acabó transformando el lugar en un alojamiento para soldados.

Como tantas otras obras expoliadas, nunca más se volvió a saber de ellas. Hasta finales de la semana pasada cuando, de forma inesperada, los Carabinieri informaron del paradero de los tan valiosos dibujos. Los agentes italianos contaron con la colaboración del FBI y de la Oficina de Procesamiento de Reclamaciones del Holocausto (HCPO) de Nueva York. Finalmente, tras un tiempo de investigaciones, acabaron dando con ellos en un mercado de arte.

"El regreso de este dibujo con la ayuda del gobierno italiano es muy simbólico para nosotros"
Uri Peled, Nieto de Arthur Feldmann

Las dos obras están esbozadas en un mismo folio. En la parte frontal se puede leer Un estudio de un sacerdote sosteniendo un y, en el anverso, Un estudio de la figura de pie de un joven soldado. "Según testigos, la colección de dibujos que se encontraba en la villa permaneció allí después del desalojo de los propietarios", aunque el destino posterior de las obras "no es del todo conocido", ha explicado la Policía italiana en un comunicado.

Lo que sí se sabe es que este pequeño tesoro fue vendido en 1946 a una casa de subastas londinense. Años después, acabó en manos de un comerciante de arte finlandés, que acabó vendiéndolo a otro veneciano. Lo que ocurrió hasta llegar al mencionado mercado de arte se desconoce por completo.

HorizontalImagen del otro dibujo a tiza del artista italiano Giacomo Cavedone (1577-1660) que fue saqueado por la EFE

Los próximos pasos están claros: devolver la obra a la familia de Arthur Feldmann. Más concretamente a sus nietos. La Policía, junto con la intermediación de una casa de subastas inglesas, trabaja ahora en ello. El Museo Provincial de Moravia, en Brno, ya adquirió 135 dibujos de la colección de Feldmann en 1942, que fueron restituidos a sus herederos en 2005.

“El regreso de este dibujo con la ayuda del gobierno italiano es muy simbólico para nosotros”, ha asegurado a la prensa local Uri Peled, nieto de Feldmann, quien ha explicado que su padre, el hijo de Feldmann, escapó a Palestina en un barco tripulado por italianos. “Si no fuera por los italianos, mi familia habría perecido en Auschwitz”, recuerda conmovido. "Ahora, 80 años después, son los italianos quienes devuelven esta obra de arte a los herederos de Feldmann".

FuenteLa Vanguardia

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A excepción de tu nombre y tu correo electrónico tus datos personales no serán visibles y son opcionales, pero nos ayudan a conocer mejor a nuestro público lector

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
Artículo anteriorIsrael y Emiratos Árabes Unidos firman acuerdo espacial histórico
Artículo siguienteLa DAIA apeló el fallo que sobreseyó a CKF