y su marido, Jared Kushner, recibieron un pase rabínico para viajar hoy en automóvil, después de la asunción del presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump.

Según la ley judía, conducir o viajar en auto está prohibido en Shabat, pero las reglas pueden ignorarse en situaciones de riesgo para la vida, lo que se denomina "pikuaj nefesh".

En una entrevista con la radio Kol Barama, Mark Zell, presidente del Partido Republicano en Israel, afirmó que la pareja recibió el permiso especial de un rabino para usar un vehículo debido a preocupaciones por su "seguridad".

No es la primera vez que Kushner, quien normalmente no trabaja los sábados, viola el Shabat: The New York Times informó que se reunió una vez con el presidente electo para ayudarlo con la campaña.

describió a su familia como "bastante observante” en una entrevista realizada en 2015 con Vogue Magazine.

"De viernes a sábado no hacemos otra cosa que pasar el tiempo juntos... es algo asombroso cuando estás tan conectado", expresó.