El enviado del presidente norteamericano Donald Trump para Oriente Medio, Jason Greenblatt, arribó al país y visitó a la familia de Hadas Malka, la joven policía de frontera asesinada en el doble atentado en Jerusalén.

Greenblatt expresó sus condolencias en nombre de la Administración Trump señaló un comunicado del Gobierno de EE.UU. La nota añade que “tales incidentes ponen de relieve la necesidad de materializar la visión del Presidente Trump de un Oriente Medio libre de las amenazas del terrorismo y el extremismo”.

Greenblatt arribó al país en  una gira focalizada en encuentros con la dirigencia israelí y palestina. Se suponía en un principio que la visita iba a tener lugar hace varios días; pero los norteamericanos decidieron postergarla hasta después de Ramadán. Sin embargo, el encuentro fue reprogramado en forma urgente tras el ataque terrorista y la controversia desatada alrededor del plan de construcción en la ciudad cisjordana de Qalqilya.

Greenblatt visitó además el Muro Occidental o “Kotel Hamarabí” (conocido en el mundo gentil como el Muro de los Lamentos). “Hoy en el Kotel rezo por el fin de la violencia y la bendición de la paz”, manifestó Greenblatt en un mensaje de Twitter.

En el marco de los esfuerzos por reactivar las negociaciones entre y los palestinos, Jared Kushner, esposo de Ivanka Trump y asesor del presidente arribará al país, el jueves.