La Fundación Instrumentos de la Esperanza, A.C. trae a la Sala Nezahualcóyotl el próximo 12 de junio a las 18:00 horas, un evento único con la oportunidad de disfrutar de la gran estrella musical, el violinista Joshua Bell y su violín Stradivarius Gibson, construido en Cremona (Italia) en 1713.

En el pasado, perteneció a violinistas célebres, como George Alfred Gibson (de quien tomó el nombre) y el virtuoso polaco Bronislaw Huberman. Desde el año 2001, le pertenece a Joshua Bell y con él se encontrará en México, bajo la dirección de Carlos Miguel Prieto, con la Orquesta Sinfónica de Minería, en un evento de un trasfondo muy particular y en una coincidencia singular, ya que estarán presentes los Instrumentos de la Esperanza, tocados algunos de estos por los músicos mexicanos.

Música Judía Vetada un capricho y más

https://youtu.be/5htG79bulak

DESCUBRE ESTA UNA OPORTUNIDAD ÚNICA DE ESCUCHAR A JOSHUA BELL Y LOS INSTRUMENTOS DE LA ESPERANZA en MÉXICO

Instrumentos de la Esperanza, A.C. es una fundación cuya finalidad consiste en buscar instrumentos musicales relacionados con el Holocausto (Shoá). Es una organización sin fines de lucro, constituida el 24 de octubre de 2017, en la Ciudad de México. Está conformada por distinguidos promotores de la cultura judía, como lo son el Dr. Jaime Aaron Feldman Punsky, Dra. Vivian Viskin, Lic. Miriam Feldman y Srta. Gabriela Milstein.

El objetivo fundamental es honrar a las víctimas de la Shoá, dándoles voz a través de sus instrumentos, asimismo, promover la educación de la Shoá en las nuevas generaciones, utilizando los instrumentos y sus historias de vida como herramientas tangibles. Dichos instrumentos se encuentran en México, y próximamente serán parte de una exposición muy completa dentro de las instalaciones renovadas del Centro Comunitario Ramat Shalom, no solo por su valor en sí mismos, sino por el profundo significado que conllevan, que si tuvieran vida propia, podrían contar historias no solo con sus notas; serían capaces de describir los horrores y su relación con sus dueños, músicos judíos que sufrieron la barbarie y a quienes de alguna manera dieron la paz, el confort espiritual y el acompañamiento en momentos tan dolorosos. Sirvieron también en algunos casos para salvar la vida de los virtuosos obligados por los nazis a que les interpretaran música.

Los invitamos a asistir y adquirir sus boletos en línea www.teatropass.mx, será una experiencia inolvidable pero más allá será un homenaje a todos aquellos que perecieron en los campos, algunos rescatando la paz en sus almas al escuchar la música. Un encuentro único en el que se entretejen instrumentos, talento, historia y un programa excepcional: la Suite Mosaica con los doce instrumentos rescatados, la Cuarta Sinfonía de Mendelssohn y el Concierto para Violín de Tchaikovsky.

¿Donde conseguir los pocos Boletos que quedan?

FuentePulso Pyme

1 COMENTARIO

  1. Por este medio deseo hacerle llegar a Vivi Viskin, a Los Feldman, a Anita Fainsod, a Ari Litvak y a todos los involucrados en “LOS INSTRUMENTOS DE LA ESPERANZA” mi humilde felicitación por la gran obra y sus logros incluyendo, claro esta, el reciente concierto de Joshua Bell y la presentación de Los Instrumentos de la Esperanza con la interpretación musical excelente haciendo el uso de ‘esos’ históricos instrumentos, aparte de la acertada y fabulosa descripción que se incluyo en el catálogo del concierto, sobre los instrumentos y sobre sus propietarios. Mis respetos y admiración a todos los involucrados.
    Atentamente, su amiga, Frida Grapa vda de Cielak

Deja tu Comentario

A excepción de tu nombre y tu correo electrónico tus datos personales no serán visibles y son opcionales, pero nos ayudan a conocer mejor a nuestro público lector

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
Artículo anteriorHistoria de una imbecilidad
Artículo siguienteLos jefes de los rabinos israelíes: no anulen al jefe de los rabinos de Moscú