En el marco de la visita de las máximas autoridades del KKL a Latinoamérica, ItonGadol mantuvo una entrevista con el vicepresidente mundial de la institución, Hernán Felman, y el presidente de KKL , Daniel Lew.

“Aquel que vea la necesidad de conservar su continuidad judía debe, sencillamente, pensar con seriedad en la al Estado de Israel, esa es la única solución, todo lo demás va a demorar un proceso que es inevitable”, destacó Felman en referencia a uno de los objetivos de la organización.

En la visita a la también participaron el presidente mundial de KKL, Avraham Duvdevani, y el secretario de la institución, Eli Cohen. Tuvieron numerosos encuentros con autoridades locales, como con el presidente de la Nación, Alberto Fernández, y el jefe de Gabinete, Juan Manzur.

Asimismo, participaron de un encuentro con la Federación de Escuelas Judías de la República Argentina (FEJA), donde se conversó acerca de la situación general en la red escolar judía y sus nuevos proyectos.


El presidente de KKL Argentina, Daniel Lew, el presidente mundial de la institución, Avraham Duvdevani, el vicepresidente mundial de KKL, Hernán Felman, y el secretario mundial, Eli Cohen, durante la entrevista realizada por Itongadol en un hotel de la ciudad de Buenos Aires.

-¿Qué significa esta visita?
Felman: Yo soy en definitiva un producto de este país, a pesar de que hace ya 40 años que estoy en Israel. Sin embargo, tengo una relación muy profunda con la Argentina, con la comunidad judía y, por supuesto, por mis funciones a cargo de América Latina. Hoy mis funciones son un poco más amplias, respecto a todos los países del mundo, pero estoy muy vinculado a lo que hacemos acá y lo que debemos hacer acá. Venimos a fortalecer esas relaciones y tratar de fortalecer los objetivos primeros del Keren Kayemet en cosas importantes: apoyar al Estado de Israel.

Lew: Es sabido por todos que Hernán es argentino y muchas veces acompañó delegaciones, incluso al Primer Ministro cuando vino a la Argentina. Es un honor para nosotros recibir a Duvdevani y a Hernán en Argentina.

-¿Qué implica que el presidente mundial de KKL haya venido a la Argentina?
Felman: No hay dudas que estar en el lugar, ver las instituciones judías, estar en contacto con la gente, hablar y demás es algo que no sucede día a día. Eso puede suceder solamente en el curso de un viaje, cuando en forma directa escuchás lo que pregunta la gente, lo que dice la gente, los temas que interesan. Desde ese punto de vista Duvdevani, que conoce la Argentina, que la visitó en diversas oportunidades, viene a renovar ese conocimiento, a estar más en contacto con la realidad de hoy, que no es la misma que la de hace unos años. Yo siempre pienso que estos viajes son importantes, necesarios para entender en forma más clara cuál es la situación y qué es lo que hay que hacer en ese momento.


Hernán Felman.

-¿Cómo se recibió a esta comitiva?
Lew: Para nosotros como dirigentes del Keren Kayemet Argentina, en mi rol de presidente en conjunto con los miembros de la Comisión Directiva, es un honor muy grande estar recibiendo a de la talla de Duvdevani, Felman y Eli Cohen, tres personas con una larga trayectoria en el Movimiento Sionista, con muchos años de dedicación y trabajo en la Organización Sionista Mundial como en el Keren Kayemet Leisrael, que son ejemplo del camino que nosotros debemos seguir como dirigentes. En cuanto a la misión del Keren Kayemet, hoy la está más comprometida que nunca en seguir el trabajo que se inició hace 120 años, con el Pushke (alcancía) como un símbolo, también como ejemplo, como medio de que cada judío en la pueda ser parte de la construcción del Estado de Israel moneda por moneda, billete por billete, permitimos que cada judío de la pueda tener un árbol en Israel, que sea su representación de la construcción. Recientemente hicimos nuevas ediciones de Pushkes para asegurarnos que cada casa judía argentina, cada beit sefer (escuela) pueda tener un pushke sobre la mesa, y que los chicos, desde el jardín de infantes puedan sentir la misma emoción que nosotros cuando éramos chicos.

-¿Cómo analizan la situación del en el mundo y en la región?
Felman: Todos sabemos que el en el mundo está en crisis y entendemos también cuáles son los motivos, y cuando algo está enfermo hace falta atender todos los síntomas. La enseñanza del idioma hebreo está al frente de eso, también la relación con el Estado de Israel, etc. Pero para el judío laico que vive fuera de las fronteras del Estado de Israel hay una sola solución, que es la a Israel. Aquel que quiera asegurar el futuro judío de sus hijos y nietos tiene una sola solución, no hay dos. Hay ciertos sectores judíos ultra religiosos, porque son cerrados y porque tienen sus leyes muy estrictas con respecto a todo, que a lo mejor van a poder durar fuera del Estado de Israel un par de generaciones más, no muchas más tampoco. Pero para el judío laico, que representa la mayoría de los judíos en la Argentina, hoy los casamientos mixtos llegan a un porcentaje del 60% más o menos. Por eso no hay ninguna duda de que la única cosa que puede salvar la continuidad judía es la educación sionista y a Israel. Los hijos llegan a la universidad, se enamoran y no preguntan cuál es el origen étnico de aquel con quien se enamoraron. Ya lo estamos viendo, es un proceso irreversible. Aquel que vea la necesidad de conservar su continuidad judía debe, sencillamente, pensar con seriedad en la al Estado de Israel, esa es la única solución, todo lo demás va a demorar un proceso que es inevitable. La situación de los países latinoamericanos son distintos con respecto a la situación actual. Nosotros conocemos comunidades múltiples, venimos ahora, por ejemplo, de Brasil en donde hay un compromiso muy grande de la comunidad judía. Ese compromiso se ve mucho menos en la Argentina. En la hay entidades grandes, importantes, incluyendo escuelas judías, que se cierran cada año por falta de compromiso de las comunidades en mantenerlas. El nivel de solidaridad, del que hablaba también Duvdevani, es mucho más flojo en la que en comunidades como México o como San Pablo, de dónde venimos ahora. O el compromiso, por ejemplo, de la comunidad de Uruguay, que en su gran mayoría hizo a Israel, y hoy están compartiendo sus destinos en el Estado de Israel. Hay que ver las diferencias que hay en cada una de las comunidades. La comunidad es una comunidad que tiene entidades fabulosas, extraordinarias, con una trayectoria y una fantástica, pero con mucho menos futuro, y a eso hay que también apuntar.

-Habló de la educación y del futuro, ¿todo comienza en las aulas?

Felman: Si estás hablando de respeto a las tradiciones, todo empieza y termina en la educación. Yo no me olvido de cuál era el tamaño de la red educacional judía en la Argentina, cuando yo era joven, y que es lo que sucede hoy, y por supuesto nosotros vemos eso hoy en los números. Cuando yo era chico se hablaba que en la había cuatrocientos, quinientos mil judíos, hoy en día las estadísticas hablan de 180.000, a lo mejor menos, y también cómo se cuenta, a quien se cuenta. La gran mayoría de las familias judías no mandan a sus hijos a la escuela judía. Cuando estaba hablando Duvdevani respecto de la educación judía, de la educación del hebreo, hoy los padres de esos chicos que estudian en la red educacional judía están más interesados que sus hijos hablen inglés, y con razón, con mucha razón. También en Israel estamos interesados en que hablen inglés. El hebreo pasó a segundo término. Toco comienza y termina en la educación.

-¿Qué mensaje se puede dar a los docentes, a los padres, a los dirigentes con respecto a eso que está pasando, por ejemplo, a que no mandan a sus hijos a los colegios judíos?

Lew: Hablo como padre con hijos en la escuela primaria. Creo que todos tenemos la obligación de asegurarnos como, de una manera u otra, ya sea como padre o como dirigente, que todos nuestros hijos puedan recibir esa educación judía sionista de la cual recién hablaba Hernán. Sin lugar a dudas esa educación empieza en nuestras casas, con los nenes chiquitos, con las tradiciones básicas de nuestro pueblo, el Seder de Pesaj, Rosh Hashaná, festejando Iom Haatzmaut. No quiero dejar toda la responsabilidad en las escuelas cuando en nuestras casas no las hacemos. En el Keren Kayemet trabajamos con los morim, tenemos distintas capacitaciones durante el año, todos los años estamos llevando morim a Israel, al Congreso de Educación, en todas las áreas en que nos podemos comprometer lo estamos haciendo, incluso cuando excede la misión básica del Keren Kayemet. Pero como dirigentes estamos obligados a llevar a cada hogar todo esto que está hablando Hernán. A los dirigentes nos toca un rol protagónico y mucha responsabilidad en esto. Cada año que vemos que se cierra una escuela o que chicos tienen que dejar de asistir a las escuelas judías por falta de presupuesto, no pueden pagar la cuota, ahí de acuerdo a las posibilidades nuestras, los dirigentes con nuestro propio aporte más la solidaridad de todos nosotros, asegurarnos que eso no ocurra. Estamos recorriendo mucho el país, justamente para dar apoyo a las comunidades, a las no tan grandes, no solo Córdoba, Paraná o Mendoza; también Posadas, la Rioja, Catamarca, Salta, porque ahí hay un problema más grave que el que tenemos en Buenos Aires. Vemos un gran esfuerzo en los dirigentes, que no alcanza, y debemos comprometemos, de acá, de Buenos Aires, a hacer nuestro mayor esfuerzo para tratar de frenar este proceso asimilatorio del que hablábamos recién.


Daniel Lew.

-¿Qué conclusiones hace del Congreso que se realizó recientemente en México?

Felman: Después de los dos años plus que pasamos con la pandemia, y después de varias postergaciones de ese Congreso, al fin nos encontramos. Yo no tengo ninguna duda de que todos aquellos que participamos del Congreso salimos con una vivencia única, pudimos así renovar el contacto personal cercano con toda la gente de Latinoamérica. Fue un Congreso excepcional y creo que todos volvieron con pilas recargadas para volver, si la pandemia lo permite, a la normalidad.

-¿Cuáles son los objetivos para 2022?

Felman: El Keren Kayemet es una institución gigante, que tiene actividades en muchos rubros. En este último año hay dos temas que recibieron un refuerzo presupuestario muy importante. Uno es el tema del jinuj, y esperamos que esto se vea en el terreno rápidamente, y el segundo tema es el tema ecológico, que en Israel está tratando, y el Keren Kayemet se está poniendo al tanto y al frente de la lucha por los cambios climáticos en el mundo. El Keren Kayemet lo viene haciendo hace tiempo, solo 3 años atrás estuvimos en Cuba, país que no tiene relaciones diplomáticas con Israel, invitados por el Gobierno Cubano para dar nuestro punto de vista de lo que hay que hacer por el Cambio Climático. Las Naciones Unidas nos han reconocido como ente asesor en los temas ecológicos. O sea, estamos en plena acción, estamos también en hacer más jóvenes a los temas que el Keren Kayemet atiende sin abandonar y sin dejar los temas tradicionales que el Keren Kayemet Leisrael siempre tiene que hacer. Estamos en un permanente cambio, en un verdadero intento de actualizar los trabajos de acuerdo a los lineamientos que se fijen.

-Con respecto a la gran familia del Keren Kayemet, enfocándonos en América Latina, ¿qué significa esta familia de profesionales, voluntarios que trabajan?

Felman: Tenemos un grupo de voluntarios que es ejemplo para todas las instituciones judías mundiales que existen. Tenemos un equipo de voluntarios que dedica gran parte de su tiempo de sus vidas al objetivo del Keren Kayemet. Al objetivo de acercarse a los proyectos necesarios, que responden en forma magnifica. El Keren Kayemet decidió, ante el inicio de la guerra entre Rusia y Ucrania, dar apoyo a todos los que quisieran llegar a Israel. En el curso de pocos días desde que se desató la guerra llegaron a Israel un grupo de huérfanos e instructores de Jabad que fueron rescatados de la locura de esa guerra. En el momento en que hablamos con nuestras comunidades de Latinoamérica de apoyar ese esfuerzo del Keren Kayemet, tuvimos una respuesta popular excelente, como un ejemplo de respaldo y de apoyo a las iniciativas del Keren Kayemet. Y tenemos también un equipo, menor, de profesionales en el Keren Kayemet, Esteban Lasry es un ejemplo de ellos, que no ven en el Keren Kayemet un lugar de trabajar, ven al Keren Kayemet como un lugar de dedicar sus vidas también. Tenemos un equipo de profesionales, que yo creo también que es un ejemplo para todos nosotros. Nosotros los vemos actuar, los horarios entre Israel y Latinoamérica son complicados, y a cualquier hora, cualquier momento siempre están disponibles y siempre están trabajando sin ninguna limitación. Tenemos un equipo de voluntarios y también de profesionales que es un ejemplo para todos.

2 COMENTARIOS

  1. Buena nota. Quiero poner algunas cosas
    1. Si bien el ingles hoy domina, hay otros idiomas que hacen q el hebreo termine en segundo plano (Ejemplo francés, alemán)
    2. El proceso asimilatorio (Uso las mismísimas palabras) por más esfuerzo q se haga es IMPOSIBLE de frenar.
    3. Hoy hay q buscar formulas para q la persona de credo judío y los hijos de los matrimonios mixtos mantengan la conexión con el credo

  2. No entiendo como se podra conservar la continuidad judia en un Estado Bi-Nacional, como el que se esta creando durante los ultimos anios en Issrael.

Deja tu Comentario

A excepción de tu nombre y tu correo electrónico tus datos personales no serán visibles y son opcionales, pero nos ayudan a conocer mejor a nuestro público lector

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
Artículo anteriorEsto te sirve para estar bien protegido en Huixquilucan
Artículo siguienteBenjamín Laniado de CADENA, institución de ayuda en México, recibió el premio Changing the World en Israel
El mundo judío en español. Noticias de Israel y del mundo judío.