Diario Judío México - El momento de premiar a los mejores periodistas dedicados a las coberturas del ha llegado, en una ceremonia que promete aflorar las emociones y destacar el buen trabajo y éxito el día de hoy a partir de las siete y media de la noche se llevara acabo la trigésimo cuarta entrega de los premios a los mejores periodistas teatrales por parte de su propia agrupación, en el centro teatral Manolo Fábregas.

El evento estará contando con la presencia del grupo de jazz de Adolfo Silva entre otros espetaculos musicales, junto a la tecnología mutimedia y la interactividad. También se reconocerá la trayectoria del comercial e institucional, así como los medios independientes.

Organizado por la agrupación de periodistas teatrales y las figuras que hicieron del 2016 un año inolvidable trigésimo cuarta entrega del premio APT.

Las opiniones expresadas aquí representan el punto de vista particular de nuestros periodistas, columnistas y colaboradores y/o agencias informativas y no representan en modo alguno la opinión de diariojudio.com y sus directivos. Si usted difiere con los conceptos vertidos por el autor, puede expresar su opinión enviando su comentario.

1 COMENTARIO

Deja tu Comentario

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.


Artículo anteriorCon música y baile, el movimiento mundial “Un Billón de Pie” tomo inicio.
Artículo siguienteDía de Fauna Mundial: Navegador israelí Waze salva animales de morir atropellados