El investigador del Instituto Internacional contra el Terrorismo, Ely Karmon, analizó el caso del avión venezolano-iraní retenido en Ezeiza.

“En Israel esta información recibió poca atención. La opinión pública está consciente de lo que pasó en Buenos Aires. El avión es de una compañía iraní que es de las guardias islámicas revolucionarias. Fueron utilizados durante años en el contrabando de armas a Siria y al Líbano y para otras operaciones clandestinas. El que aparezca como de una compañía venezolana parece una cobertura para la región”, indicó Karmon en diálogo con Eduardo Feinmann, en el programa «Alguien tiene que decirlo» de Radio Mitre.

A su vez, aseguró que la tripulación iraní está vinculada no solamente a Hezbollah, sino también a la fuerza Al Quds: “Sabemos que hay una alianza estratégica entre Venezuela a partir de la presidencia de Chávez y con la presidencia de Maduro, que firmó un acuerdo estratégico con . Sin dudas Venezuela es una plataforma para Irán”.

En consonancia, Ely Karmon analizó que “esta visita misteriosa del avión no se puede comprender como una acción comercial normal, legal. El hecho de que hicieron una escala en Ciudad del Este, una ciudad donde hay una gran comunidad libanesa shiita, que es conocida como una base de Hezbollah”.

“El gobierno argentino, que ya hubo una experiencia muy trágica de los dos atentados contra nuestra embajada y contra el edificio de la AMIA debería ser un poco más agresivo”, cerró el investigador del Instituto Internacional contra el Terrorismo.