La Asamblea General de la votó este jueves la propuesta de para suspender a Rusia del Consejo de (CDHNU), como castigo por la invasión de Ucrania.

De los 193 miembros de la Asamblea, 93 votaron a favor de la suspensión, mientras que 24 lo hicieron en contra y 58 se abstuvieron. Para suspender a Moscú del CDHNU se debían alcanzar una mayoría de dos tercios en la votación.

Es la segunda vez que se suspende a un país del consejo. Libia fue el primero, en 2011.

El ministro de Asuntos Exteriores de Israel, Yair Lapid, dijo en un comunicado: «La votación de hoy no cambia nuestra posición hacia el CDHNU, un organismo extremista, moralmente deficiente, sesgado y antiisraelí en su esencia, y que ha sido utilizado desde su fundación como herramienta política por los países que son los principales violadores de derechos del mundo, entre otras cosas, para atacar a Israel».

Previo a la votación Israel no había adoptado una posición clara con respecto a su voto. Además, un funcionario del Ministerio de Relaciones Exteriores de Jerusalem expresó ayer por la tarde que «el asunto se estaba debatiendo».

Cabe destacar que Israel tuvo una posición inconsistente en las votaciones en la respecto a Rusia. Durante la sesión en el Consejo de Seguridad sobre la condena al Kremlin, Jerusalem optó por no votar a favor, pero en la Asamblea General de la se vio obligado a apoyarla.