El primer ministro palestino, Salam Fayyad, llamó a boicotear los productos de Israel, como protesta a las medidas tomadas por el Gobierno de Jerusalén en respuesta a la votación en la ONU, que elevó el estatus de la delegación palestina al grado de Estado observador.

Los palestinos, pasaron por alto las conversaciones de paz y, en vez de negociar un compromiso con los israelíes, acudieron unilateralmente a la Asamblea General de las Naciones Unidas, violando los Acuerdos de Oslo. En respuesta, Israel resolvió retener 100 millones de dólares, que recolecta para la entidad palestina – en virtud de esos acuerdos interinos.

El ejecutivo del primer ministro, Biniamín Netanyahu, decidió usar esos dineros para pagar la enorme deuda que tiene la entidad palestina con Israel – incluyendo 450 millones de shékels que le debe a la Compañía de Electricidad de Israel.

“Instamos a los ciudadanos palestino a detener la compra de productos Israel como forma de resistir a la ocupación” dijo Fayyad, quien añadió que está tratando “de impedir el colapso de la Autoridad Palestina (AP)”.

La Autoridad Palestina emplea esos dineros para pagar los salarios a una formidable masa de empleados estatales y agentes de seguridad.

Fayyad dijo que 100 millones de dólares es un tercio de lo que el gobierno palestino precisa para pagar los sueldos y cumplir sus obligaciones.

El primer ministro palestino, educado en Estados Unidos, instó a los países árabes a aportar 100 millones de dólares mensuales para resolver la aguda crisis financiera, y llamó a una cumbre árabe de emergencia para tratar la crisis financiera de la AP

Fayyad notó que Israel retuvo esos impuestos de manera transitoria, en otras oportunidades, para presionar al gobierno palestino; pero esta vez se ha tomado la libertad de usar esos fondos.

Fayyad ha llamado anteriormente al boicot de las mercancías producidas en los asentamientos de Cisjordania (Judea y Samaria); pero ahora insta a no consumir todos los productos israelíes. Un boicot de este tipo limitaría el mercado palestino, dependiente en gran medida de los productos de Israel.

El vocero del Ministerio de Exteriores de Israel, Yigal Palmor afirmó que los palestinos deberían “concentrar sus esfuerzos en construir su propia economía, en vez de boicotear la de los otros”.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A excepción de tu nombre y tu correo electrónico tus datos personales no serán visibles y son opcionales, pero nos ayudan a conocer mejor a nuestro público lector

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
Artículo anteriorJanuke en la calle de Horacio, en Polanco
Artículo siguientePartido “Ultra” de Hungría quiere listado de judíos
Noticias, Reportajes, Cobertura de Eventos por nuestro staff editorial, así como artículos recibidos por la redacción para ser republicados en este medio.