Diario Judío México - Días complicados en el entorno del Espanyol. Después del insulto racista de su delegado antes del derbi contra el Girona y de las imágenes de Anna Frank con la camiseta del Barça que dejaron seguidores del conjunto blanquiazul en Montilivi, hay una problemática. La Comunidad Judía Bet Shalom de Catalunya y la Asociación Catalana Contra el  (ACCA) han manifestado su “repulsa más absoluta por el acto antisemita”.

Consideran que la exhibición de la imagen de Anna Frank con la camiseta del Barça es “una intolerable muestra de y una vejación de todas las víctimas del ”. Exponen que este hecho “supone una clara incitación al odio contra los judíos” y por eso instan en la Fiscalía de delitos de odio a que actúe de oficio iniciando una investigación.

Reclaman a la Federación Española de Fútbol que investigue el incidente y que la Fiscalía actue por “delitos de odio”. “Instamos en la Federación Española de Fútbol ha investigar el incidente y ha tomar las medidas oportunas contra los responsables del incidente y a hacer lo mismo al RCD Espanyol”, añaden.

Las entidades indican que la utilización de la imagen de Ana Frank por este grupo ultra, imitando la que se utilizó en Roma en el 2017, “no puede quedar impune”. Lamentan que a diferencia de lo que pasó en Italia, no tienen constancia “que el RCD Espanyol haya tomado medidas al respecto, ni haya emitido un comunicado de disculpa ni tampoco que la Federación Española de Fútbol ni la Fiscalía contra el odio hayan iniciado actuaciones de oficio”.

También indican que “el odio es un delito especialmente peligroso” y apuntan que “denunciar y condenar estas manifestaciones de odio es responsabilidad de toda la sociedad, no sólo de los colectivos afectados”. “Únicamente así podremos ser una sociedad plenamente democrática, garante de los derechos fundamentales de todos sus ciudadanos”, exponen en un comunicado.