Diario Judío México - Dos familias judías han sido reubicadas luego de que sus casas fueron destruidas por las inundaciones. Esta comunidad ha escapado significativamente del daño de las inundaciones.

Kerala es el hogar de una comunidad judía histórica, pero la mayoría de sus miembros hicieron aliá en 1950. Kerala es el hogar de una comunidad judía histórica, pero la mayoría de los miembros partieron hacia a partir de la década de 1950.

Es muy posible que los judíos Cochin provincia de Kerala, hayan vivido durante dos milenios en la fértil costa de Malabar, en el suroeste de la India. Esta zona tropical es ahora el moderno estado indio de Kerala, llamado así por la palma de coco, que es tan básica para su paisaje y economía. Aunque la tradición dice que hubo una vez muchos miles de judíos en Malabar, no se registraron más de 2,500 en los últimos siglos, y solo 26 miembros en la actualidad.

Más de 350 personas perecieron y más de un millón quedaron desplazadas por las inundaciones, que comenzaron en junio. Pero la pequeña comunidad judía, prácticamente no fue afectada.

Se desconoce el destino de la única sinagoga que funcionaba antes de las inundaciones, dado que el acceso a la misma está anegado. Las dos familias que han sido desalojadas de sus hogares encontraron refugio en otro lugar. Miembros de la comunidad judía comentaron que anteriormente había otras tres sinagogas que ya no prestan servicios religiosos, fueron inundados.

Días atrás, IsraAID, una coalición de organizaciones de rescate israelíes, envió un equipo de ayuda de tres personas que llegará próximamente. El grupo, formado por el equipo de la organización residente en Nepal desde el terremoto de 2015, incluye un ingeniero, gerente de proyecto y especialista en socorro. Cuando el equipo arribe, evaluará la situación, distribuirá alimentos, mantas y tiendas de campaña.

VIAAurora
Las opiniones expresadas aquí representan el punto de vista particular de nuestros periodistas, columnistas y colaboradores y/o agencias informativas y no representan en modo alguno la opinión de diariojudio.com y sus directivos. Si usted difiere con los conceptos vertidos por el autor, puede expresar su opinión enviando su comentario.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.


Artículo anteriorאַ בריװעלע
Artículo siguienteTras los restos de las SS: los ‘cazanazis’ encuentran unos 30 sospechosos cada año