Diario Judío México - Kahal Kadosh,

En estos últimos días de descanso veraniego, seguimos consternados por el terrible atentado Yihadista de .

Cuantos más detalles conocemos sobre los objetivos de los desalmados terroristas, más nos damos cuenta de que las consecuencias podían haber sido aún más trágicas.

Desde la Comunidad Judía de hemos querido solidarizarnos de manera muy clara con las víctimas del atentado, con sus familias y con la sociedad barcelonesa en general. Desde los primeros minutos de la tragedia, nos hemos puesto a disposición con la CIB, nuestra Comunidad Hermana, brindándole cualquier tipo de apoyo que pudiera necesitar. Hemos trabajado de manera aún más cercana con las fuerzas de orden público en incrementar nuestro nivel de reacción frente a posibles ataques.

Deseo agradecer públicamente de nuevo a las personas que, de manera discreta y generosa, se ocupan de garantizar de manera constante la seguridad de nuestra Comunidad.

Queridos Amigos,

Nos acercamos a los Yamim Noraim, momentos de introspección a nivel individual. También deben serlo a nivel colectivo.

El trauma que ha vivido nuestro país llevará a muchos de nosotros a pensar seriamente en el tipo de sociedad futura que deseamos para y para . No podemos ser indiferentes al cambio que está tomando lugar. Vivimos en un mundo cada vez más globalizado y digital. Donde por una parte se respeta cada vez más el Libre Albedrío y el conocimiento. Donde se aprecia la diferencia y se valora la Vida Humana. Todos ellos valores que definen el Judaísmo.

Pero por otro lado, el planeta no sólo avanza en esta dirección…Vemos la crueldad de sociedades que viven afincadas en valores de otros tiempos y que intentan imponer su modus vivendi a Occidente. El incremento de la radicalización en las comunidades Musulmanas en durante las últimas décadas nos debe preocupar. Los mismos que odian a y al Pueblo Judío, también le han declarado la guerra santa a Occidente y a nuestros valores.

Durante décadas nos enfrentábamos solos a la indiferencia cómplice de los medios de comunicación occidentales y de demasiados políticos hacia la barbarie terrorista que vivía. Hoy, por ello hay cada vez más personas que entienden la situación de nuestra querida patria.

Hace unos días se alzaban voces que alentaban a hacer la Aliyah de manera masiva. No seré yo, alguien comprometido a la causa Sionista, el que intente limitar este noble deseo. Hoy, gracias a Di-s, un poco más de la mitad de los Judíos de todo el planeta ya viven en .

Sin embargo, creo firmemente en el importante papel que sigue teniendo la diáspora en el siglo XXI. , gracias a Di-s es fuerte militar y económicamente, pero sobre todo moralmente. El rol de las Comunidades Judías en la diáspora debe seguir siendo el de ser ciudadanos leales con los países donde vivimos. Esa lealtad se traduce hoy más que nunca en ser firmes defensores de los derechos y las obligaciones en los que se ha conformado Occidente. En ser activos fomentando una identidad sionista tradicional y tolerante entre los miembros de nuestras Comunidades. En ser una Luz entre las Naciones desde la Humildad. En luchar contra modelos de vida impuestos. En ser parte de sociedades generosas, tolerantes y positivas donde no sobra nadie y donde LA UNIÓN HACE LA FUERZA. Pero sociedades que no están dispuestas a la rendición o al suicidio preventivo.

Todos tenemos un papel importante en que siga siendo un país maravilloso, hospitalario y abierto. Donde los intolerantes no se aprovechen de nuestra tolerancia.

Les instamos a ser muy activos este año en defensa de nuestros valores. Les pedimos que sean generosos con su Kehila para que podamos seguir llevando a cabo todos los servicios que nos son necesarios.

Que Hashem reparta bendiciones de Salud, Alegría y Lucidez a todo nuestro Kahal en este nuevo año.

Altaras
Presidente
Comunidad Judía de