Con una invitación a ser luces en momentos en que el mundo enfrenta grandes retos y batallas, la comunidad judía en celebró en la noche de ayer, domingo, la culminación de los ocho días de .

“Ya sea que seamos funcionarios electos, educadores, líderes comunitarios, siempre debemos recordar que el objetivo final y el propósito de nuestra misión es ser iluminadores… en tiempos que requieren esfuerzos sobrehumanos y honestidad”, expresó el rabino Mendel Zarchi, de Chabad Jewish Center of .

Ese proceso, sin embargo, toma tiempo, al igual que el Janucá, que se extiende por ocho días, expresó.

“La celebración de Hanukkah es un proceso gradual de aumento de luces… Así que, amigos míos, el desafío no es tomar todo o nada, está bien dar pequeños pasos iniciales, después de todo, incluso una sola vela brilla en la oscuridad”, expresó Zarchi, dirigiéndose al liderato del país.

La celebración del marca la victoria de un grupo de luchadores por la libertad de los judíos hace más de 2,000 años. “Fue una expresión de fe y devoción sobrehumana”, afirmó el rabino.

Tras la victoria, entraron al templo sagrado en Jerusalén, donde hallaron un pequeño frasco de aceite de oliva puro para encender la lámpara que siempre ardía allí. Milagrosamente, el aceite, que era suficiente para un solo día, se quemó durante ocho días, el tiempo que tardaron en traer suministros frescos.

El parque del Condado, en San Juan, sirvió de escenario para la conmemoración de la importante fecha, que culminó con en el encendido del “menorah”, que significa “lámpara” en hebreo. Para los más pequeños, hubo juegos y obsequios.

En la actividad, participó el gobernador Pedro Pierluisi, así como el alcalde de San Juan, Miguel Romero, y el senador del Partido Nuevo Progresista (PNP) Henry Neumann.

El primer ejecutivo sostuvo que la comunidad judía ha sido y es parte integral del bien social y económico de Puerto Rico. Afirmó que, a través de la historia, han sido símbolo de coraje, esperanza, determinación y resiliencia, características que, destacó, comparten con los puertorriqueños.

“La historia que compartimos nos ha demostrado que nos levantamos de las pruebas y las dificultades. Las luces representadas hoy iluminan el camino para salir de cualquier oscuridad que encontremos”, expresó.

Se estima que, en Puerto Rico, residen alrededor de 3,000 judíos, dijo el gobernador.

“Sé que han hecho la diferencia aquí en y que lo pueden seguir haciendo en el futuro”, expresó Pierluisi.

FuenteEl nuevo día

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A excepción de tu nombre y tu correo electrónico tus datos personales no serán visibles y son opcionales, pero nos ayudan a conocer mejor a nuestro público lector

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
Artículo anteriorProgres
Artículo siguienteUn representante de Jabad Lubavitch en Japón combina la tradición judía de Jánuca con la industria del país asiático