La comunidad judía española celebra desde este domingo, 28 de noviembre, la ‘fiesta de las luces’ o ‘Janucá’, que comenzará con la salida de la primera estrella.

A partir de ese momento y durante una semana los judíos celebrarán y recordarán “el milagro que se vivió en el Templo de Jerusalén hace más de 2.200 años cuando los Macabeos se rebelaron contra las fuerzas de ocupación griegas”, explicó la Federación de Comunidades Judías de España (FCJE) en un comunicado.

“Una vez expulsados a los invasores, los Macabeos utilizaron apenas una pequeña cantidad de aceite para purificar el Templo. El milagro consistió en que esa pequeña cantidad de aceite insuficiente para iluminar un solo día, mantuvo alumbrando el candelabro del Templo durante ocho días”, prosigue el relato. Por eso durante ocho días se enciende una vela, cada día una, con un candelabro especial llamado ‘Januquiá’. Durante el encendido se recitan las bendiciones de agradecimiento.

"'Janucá' es una fiesta de luz y alegría. Se intercambian regalos y se comen dulces típicos como los ‘sufganiot’, una especie de buñuelos fritos rellenos. El juguete típico es el ‘sebibon’, un tipo de peonza que se regala a los más pequeños y que recuerda con una leyenda el milagro del Templo.

Tradicionalmente varias ciudades españolas sacan la ‘januquiá’ a la calle invitando a todos los ciudadanos a compartir la festividad", prosigue la FCJE.

La federación subraya que este año las medidas sanitarias contra la Covid-19 permiten retomar la tradición y que la luz de ‘Janucá’ ilumine las ciudades españolas. De hecho, está previsto que se enciendan luminarias el 30 de noviembre en Sevilla y Ceuta; el 1 de diciembre, en Madrid; el 2 de diciembre, en Barcelona y Segovia; y el 4 de diciembre, en Oviedo y Toledo, entre otras.