Gmaj Center, ONG formada por voluntarios y profesionales apasionados por ayudar al prójimo, anuncia la inauguración oficial de la primera escuela de oficios tecnológicos de la comunidad. La jornada – que tuvo lugar el pasado 25 de este mes – contó con la presencia de la Embajadora de Israel Galit Ronen, importantes referentes de la industria como David Grinberg, Vicepresidente en Arcos Dorados, Ezequiel Glinsky Director de Innovación y Tecnología para Latinoamérica en Microsoft, Matías Casoy Director Ejecutivo de Rappi y Cofundador de Linio, el Rabino Zury Cattan Empresario y Conferencista Internacional.

Las palabras de inauguración estuvieron a cargo del Guillermo Borger (ex Presidente de AMIA) quien hizo especial hincapié en la formación tecnológica como eje del desarrollo haciendo un paralelismo con el estado de Israel. A su vez cada autoridad presente pronunció palabras de apoyo y confianza en el proyecto e inspiró a los inscriptos a estar a la vanguardia de la tecnología.

El objetivo principal de la Escuela es proporcionar a la comunidad la tecnología para que les sirva de herramienta para emprender aquello que anhelan y logren salir adelante por cuenta propia, que puedan tener un trabajo próspero, que les otorgue el bienestar material y espiritual.

La Escuela cuenta con más de 450 alumnos enrolados, e inició en la semana del 25 de octubre los cursos de Venta por Mercado Libre, Marketing Digital, Programación para no Programadores y Aplicaciones Móviles.

La propuesta cuenta a su vez con alianzas estratégicas con Microsoft y Banco Industrial. Próximamente, se firmarán acuerdos con otras empresas tecnológicas de renombre. Estos convenios serán de gran impulso, ya que además de avalar los cursos le otorgan a la escuela plataformas donde realizar prácticas, herramientas de enseñanza y aprendizaje, como así también, posibles vacantes de empleo en sus empresas.

Dentro de los principales beneficios de la Escuela, se destaca la oferta de cursos a un precio accesible: abonarán el 10% de lo que en promedio es el costo de mercado (subvencionado el 90%), para que las personas puedan adquirir las habilidades tecnológicas necesarias y tener éxito en el mercado laboral que le permita ocupar un rol dentro del mundo IT.