La Federación Internacional de Judo (FIJ) anunció el lunes que devolverá la gira de Grand Slam a la capital de los Emiratos Árabes Unidos, Abu Dabi, después de que el estado se haya comprometido a permitir que los atletas israelíes participen con la bandera israelí y acompañados por su himno nacional durante ceremonias de medallas.

En julio, el presidente de la FIJ, Marius Weiser, anunció que cancelaría las competiciones de la federación en Túnez y Abu Dabi tras incidentes de discriminación.

“En un intento por adoptar una postura firme y constructiva contra la discriminación en los deportes, la FIJ suspende a Abu Dabi y Túnez como anfitriones de cualquier competencia futura”, enfatizó.

La FIJ publicó una declaración que decía que los EAU habían sucumbido a las muchas presiones ejercidas sobre ellos y que le permitirá a la delegación israelí competir con los símbolos nacionales del país.

Delegación israelí (Foto: Oren Aharoni)

“La decisión histórica permitirá que todas las naciones, incluida Israel, estén acompañadas de sus símbolos nacionales e himno”, dice el comunicado.

“La FIJ celebra los esfuerzos de los Emiratos Árabes Unidos por dar un gran paso hacia la promoción de relaciones pacíficas entre todos los países del mundo. Los EAU, junto con nuestros socios, siguen comprometidos con la lucha contra toda discriminación en los deportes, que debería usarse como herramienta para la reconciliación y promoción de la paz en el mundo”, concluyó la declaración.

Diario Judío México - El año pasado, Tal Flicker ganó la medalla de oro en Abu Dabi. Sin embargo, la bandera israelí no fue izada, usando la bandera de la FIL en su lugar. Flicker tuvo que pararse en el podio y cantar el himno nacional solo. Desde entonces, se han realizado esfuerzos para poner fin a este fenómeno.

La ministra de Cultura y Deportes, Miri Regev, envió cartas a Weiser sobre el asunto, y se reunieron en persona varias veces.

“Me sorprendió escuchar que los miembros de la delegación israelí no podrán competir con los símbolos del país”, escribió la ministra.

 

Judoca Tal Flicker (Foto: FIJ)

“Esta demanda trasciende todos los límites del mandato de las asociaciones deportivas internacionales, cuyo objetivo principal es sacar a la política de los deportes, que sirven como un puente que conecta a todas las naciones, culturas y estados”, concluyó Regev.

El presidente de la Federación Israelí de Judo, Moshe Ponty, elogió la decisión de los EAU y la calificó de “valiente”.

 

I a D: Moshe Ponty, Marius Weiserand, y los representantes de  Abu Dabi (Foto: IJF)

“Weiser demostró que es un verdadero amigo de la Federación Israelí de Judo y que no tiene miedo de dar pasos de gran alcance en favor de los deportes. También me gustaría agradecer a los Emiratos Árabes Unidos, que han demostrado que es posible tomar medidas valientes  y demostrar que los deportes pueden acercar a las personas “, enfatizó Ponty.

Ponty también agradeció a Regev por sus esfuerzos, alabando su trabajo tras bastidores para enmendar el irrespeto a la identidad israelí en el ámbito internacional.

“La Ministra de Cultura y Deportes ha estado actuando entre bastidores para que podamos llevar orgullosamente nuestra bandera”, exclamó.

“Hemos estado trabajando durante más de dos años para lograr este resultado. Estaba preparado para soportar las críticas porque sabía que a la larga, con tranquilidad, podríamos ondear la bandera israelí en todas partes. Estoy feliz, feliz y orgulloso “, concluyó Ponty.

Marius Weiser, president de la FIJ (Foto: Oren Aharoni)

Weiser en los últimos años ha estado haciendo esfuerzos continuos para permitir que los israelíes participen en competiciones en Abu Dabi y Túnez sin sufrir discriminación por estar en el podio con los símbolos del país y con los sonidos del himno nacional israelí.