En respuesta a los actos de vandalismo de Tokio, en donde se destrozaron 121 copias del Diario de una Joven Niña de Ana Frank, la embajada israelí en prometió ayer donar 300 nuevas copas del a librerías de la ciudad.

Se destrozaron un total de 308 copias del diario, biografías de Ana Frank, y libros sobre el Holocausto, según AFP, y la mayoría del vandalismo ocurrió en el Distrito Suginami de Tokio. Once de las trece librerías públicas fueron atacadas por una ola de vandalismo.

Según la embajada, se presentarán las nuevas copias de las librerías del distrito de Suginami el jueves. “Hemos ofrecido la donación que puede reemplazar las copias dañadas”, dijo una declaración de la embajada. El diario de Ana Frank “es útil para profundizar el entendimiento de visiones humanitarias sobre el Holocausto e incidentes relacionados”. Además agregó sus esperanzas de que “quienes hicieron estas acciones sean llevados a la justicia”.

Toshihiro Obayashi, vice director de la librería central del distrito de Suginami, dijo: “Era triste ver los libros rotos. Estamos a gusto de recibir una oferta cálida que nos incentiva”.

El diario de documenta lo que su familia vivió mientras intentaban liberarse del genocidio nazi al escaparse de Holanda. Eventualmente fueron capturados y enviados a los campos de concentración nazi, donde Ana murió en 1945.

El vandalismo ocurrió luego de advertencias de algunos de que el primer ministro japonés, Shinzo Abe, está llevando el país hacia la derecha. En diciembre él visitó Yasukuni Shrine, un lugar que consagra a los muertos de guerra de Japón, incluyendo a 14 criminales de guerra. China y Corea del Sur condenaron fuertemente su visita. Durante éste, Abe anunció: “Eligio este día para reportar lo que hemos hecho en este año desde que la administración se lanzó y prometer y determinar que nunca más sufrirán personas en la guerra. No es mi intención herir sentimientos del pueblo chino y coreano”.