fue un pionero en muchos aspectos. Por ejemplo, fue el primer pontífice en entrar en una sinagoga judía. Fue en 1986 y fue en la sinagoga de Roma, un gesto clave en la relación entre la y la comunidad judía.

Ahora es posible conocer la historia de la especial relación del Papa con el pueblo judío a través de una exposición junto a la plaza de San Pedro.

WILLIAM MADGES
Profesor de Teología St. Joseph’s University (EE.UU.)
“Tomó las palabras del Concilio II y las hizo vida. Las hizo carne a través de un poderoso y simbólico gesto”.

“Una bendición recíproca: El Papa y el pueblo judío” explica cómo las acciones del Papa santo han transformado la historia, incluso desde mucho antes de que el cardenal Wojtyla fuera elegido Papa.

Cuando era un niño entabló amistad con otro niño, un judío llamado Jerzy Kluger que se llegó a convertir en uno de sus mejores amigos y con quien jugaba con esta pelota.

También está presente el momento en el que rezó ante el Muro de las Lamentaciones.

Un millón de personas han disfrutado ya de esta muestra en lugares como Nueva York, Los Ángeles, Chicago y Houston. Ahora, por primera vez, puede verse en Europa.

WILLIAM MADGES
Profesor de Teología St. Joseph’s University (EE.UU.)
“Es de enorme importancia ya que se cumplen 50 años desde Nostra Aetate y además es el 10 aniversario del fallecimiento de ”.

RICARDO DI SEGNI
Rabino Jefe de Roma
“Es un mensaje que se conserva en la memoria de forma icónica. El hecho de encontrar en las columnas de San Pedro la imagen del Papa con el Rabino ahora es normal pero antes no lo era”.

La exposición podrá visitarse hasta el 17 de septiembre. Los organizadores quieren regalársela a Polonia como homenaje. Se mostrará en Cracovia, el segundo hogar de Juan Pablo II.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A excepción de tu nombre y tu correo electrónico tus datos personales no serán visibles y son opcionales, pero nos ayudan a conocer mejor a nuestro público lector

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
Artículo anteriorAquí cultivaban rosas en Aushwitz para su consumo en Alemania
Artículo siguienteLa compañía eBay Israel expandirá su presencia
Noticias, Reportajes, Cobertura de Eventos por nuestro staff editorial, así como artículos recibidos por la redacción para ser republicados en este medio.