La Federación Universitaria de Buenos Aires, organización que representa a los 300 mil estudiantes de la UBA, reafirmó su compromiso contra los discursos de odio a través de la adopción de la definición de de la Alianza Internacional por la Memoria del Holocausto – IHRA.

“Este es un punto de partida para trabajar juntos en una agenda común basada en el espíritu solidario compartido por ambas organizaciones”, afirmó Lucille Levy, presidenta de la organización, al firmar el documento en las oficinas del Congreso Judío Latinoamericano.

Esta decisión fue el resultado del trabajo comenzado entre la FUBA y el Congreso Judío Latinoamericano a partir del reciente Foro Latinoamericano de Combate al , que tuvo lugar el pasado mes de julio en la ciudad de Buenos Aires. En aquella oportunidad, Boca y River también adhirieron a esta definición que constituye una herramienta eficaz para identificar rápidamente una conducta o dicho antisemita.

“Aprender a convivir en la diversidad es uno de los principales desafíos de nuestro tiempo. Iniciativas como esta nos ayudan a tender puentes a partir del trabajo en equipo entre distintos sectores de la sociedad, y constituirnos como un ejemplo para todos”. Con estas palabras Claudio Epelman, director ejecutivo del CJL, celebró el acontecimiento que ubica a esta federación estudiantil -una de las más importantes de la región- a la vanguardia de la lucha contra todas las formas de discriminación y resalta una vez más los valores de universalidad y pluralismo establecidos por la Reforma Universitaria de 1918.