Después de más de 80 años desaparecidos, en 2016 se recuperaron en una casa de subastas de Nueva York los de Luis de Carvajal (Benavente, Zamora, 1567 – Ciudad de México, diciembre de 1596) primer escritor judío de América. De su corta, pero prolífera vida, se conservan numerosas cartas y algunos de oraciones y lo más importante, los tres que escribió durante su proceso inquisitorial.

Ayer se presentó en Madrid y México simultáneamente, una edición especial con los facsímiles de la obra original, que se acompaña de grabados y cuya edición ha realizado Liber Ediciones con el apoyo de la Fundación HispanoJudía.

híbrido: presencial y online

El presidente de la Fundación HispanoJudía, David Hatchwell, y el director del Instituto Cultural del México en España, Jorge Fabricio Hernández, han sido los anfitriones de este encuentro que contó con la participación de ponentes de los dos lados del Atlántico.


Desde México intervinieron Alicia Gojman, miembro del Consejo Asesor de la FHJ y fundadora del Centro de Documentación e Investigación Judío de México, Baltazar Brito, director de la Biblioteca Nacional de Antropología e Historia de México y Jennie Serur, vicepresidenta del Instituto Cultural México Israel y miembro del Patronato de la Fundación HispanoJudía.

También estuvo presente Juan Izquierdo, director de Liber Ediciones y responsable de esta publicación.

Testimonios desde España y México para un público que siguió la charla
desde más de nueve países.

Jorge Fabricio Hernández, director del Instituto Cultural de México destacó la importancia de la familia Carvajal y el gran valor histórico de los escritos de Luis de Carvajal, “que son fiel reflejo de toda una época, cuyo testimonio histórico no podemos olvidar”.

Desde México, la profesora Alicia Gojman puso en valor la gran capacidad literaria de Luis de Carvajal, la riqueza del contenido de “estos pequeños que, escritos en cuatro idiomas y con una caligrafía impecable, recogen un testimonio de vida y muestra la gran inteligencia y sabiduría de este joven”.

Luis de Carvajal fue procesado por judaizante, a principios de 1595 y condenado a morir en la hoguera, junto con su madre y tres de sus hermanas, en el auto de fe del 8 de diciembre de 1596. Su vida estuvo marcada por la gran importancia de su familia dado que es sobrino de Luis de Carvajal de la Cueva, primer Gobernador de Nuevo León, México.

El director de la Biblioteca Nacional de Antropología e Historia de México, Baltazar Brito que fue protagonista, en primera persona del peritaje y el traslado de estos desde Nueva York, sigue contando emocionado, como fue ese encuentro con los originales y el gran tesoro que significó para el patrimonio de México la recuperación de estos perdidos durante décadas.

Juan Izquierdo, responsable de esta edición de Alta Bibliofilia contó detalles del proceso y la importante que ha sido conjugar la edición facsímil de los tres originales, junto con los estudios, grabados y música que se compuso ad hoc para esta edición tan especial.

Desde México intervino también Jennie Serur, que transmitió un mensaje claro y contundente, “la historia del judaísmo en México, como en otros muchos países de América, tiene muchas facetas, pequeñas historias familiares, pequeños legados pero que en su conjunto conforman una gran HISTORIA CON MAYÚSCULAS, la historia hispanojudía que se ha transmitido durante siglos y que merecer ser recuperada, estudiada y contada”.

La directora de la FHJ en México, Shula Serur fue la encargada de coordinar la convocatoria de esta presentación en México, país que cada vez cobra mayor protagonismo en el trabajo de la fundación y sus objetivos de dar a conocer nuestro legado hispanojudío.

David Hatchwell manifestó al final del encuentro que, “para la Fundación HispanoJudía es fundamental visibilizar nuestro pasado y poner en valor la fortaleza de muchos sefardíes que llegaron a América y supieron mantener su fe. Por eso, apoyar este tipo de iniciativas forma parte de nuestros objetivos para dar a conocer el legado y patrimonio hispanojudío.” - señaló Hatchwell, que continúa- “Tenemos que ser capaces de construir un nuevo futuro, en el qué nadie tenga que esconder sus creencias, ni ser castigado por ser quién es.”

“En esta línea de trabajo, con el fin de conocer historias de nuestro pasado, -David Hatchwell anunció- el lanzamiento de nuestro primer concurso internacional de relatos cortos que está en vigor hasta el 30 de junio, y que dará a conocer las historias que hay detrás de muchas personas que han descubierto sus orígenes judíos; tanto los que han optado a la nacionalidad española por origen sefardí, como a los que han descubierto sus raíces a través de los siglos, queriendo conocer más sobre su identidad y su pasado”.

Este concurso de relatos cuenta con un jurado internacional de gran prestigio, integrado por: Marcos Aguinis, médico y escritor argentino y Premio Planeta; Juan Luis Cebrián, periodista, director-fundador del diario El País y miembro de la RAE; Alicia Gojman, miembro del Consejo Asesor de la FHJ y fundadora del Centro de Documentación e Investigación Judío de México; Carmen Iglesias, directora de la Real Academia de la Historia de España; Arnoldo Liberman, médico psicoanalista y escritor argentino y
Dario Villanueva, exdirector de la Real Academia Española.


Nota:
Se adjunta enlace de un video sobre esta publicación y la historia de Luis de Carvajal, el
mozo: https://www.youtube.com/watch?v=fD1jj1PtTN0
Se adjuntan fotografías del . Pie de foto de presentación, de izquierda a derecha:
David Hatchwell – Jorge Fabricio Hernández – Juan Izquierdo
Para más información y entrevistas no duden en contactarnos:
José Santamaría – 697724843 - [email protected]

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A excepción de tu nombre y tu correo electrónico tus datos personales no serán visibles y son opcionales, pero nos ayudan a conocer mejor a nuestro público lector

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
Artículo anteriorLa trascendencia de no comer carne y leche
Artículo siguiente¿Ayudando o Apoyando?