Un tribunal de Amsterdam ordenó al Museo de Holanda que devuelva los archivos sobre la vida de Ana Frank, una de las víctimas que se convirtió en símbolo del Holocausto, a una fundación suiza fundada por su padre.

El museo, que gestiona la casa donde vivió la adolescente en Amsterdam, tiene hasta finales de este año para devolver miles de cartas y fotos al Anne Frank Fonds, una fundación con sede en Suiza creada en 1963 por el padre de la autora del célebre “Diario de Ana Frank”.

El tribunal también ordenó a la Casa de que pague los costos legales de la fundación creada por Otto Frank.

Según consignó el portal de noticias de Arutz Sheva, la Casa de Ana Frank, dijo en un comunicado que “lamenta que los archivos no puedan permanecer en la casa de Ana Frank”.

El museo dijo que no estaba en discusión quien era dueño de los archivos, pero no había sido capaz de devolver los documentos de inmediato porque estaban en préstamo a largo plazo.

“La Casa de lamenta profundamente que las dos organizaciones se hayan enfrentado en los tribunales”, dijo el director de la institución, Ronald Leopold.

“Esperamos que esta sentencia deje atrás el pasado y que puedan seguir la cooperación y el diálogo en el interés del legado y del espíritu de Ana Frank” añadió.

El Diario de Ana Frank, que cuenta su vida escondida en su casa en Amsterdam con su familia durante la ocupación nazi de Holanda, es uno de los libros más leídos y conocidos del mundo.

Frank murió en 1945, cuando tenía 15 años, en el campo de concentración de Bergen-Belsen, en el norte de Alemania.

“No esperábamos otra cosa, la situación era clara. La propiedad era clara, la ley internacional también”, dijo, por su parte, Yves Kugelmann, miembro del consejo de administración del Anne Frank Fonds Basel.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A excepción de tu nombre y tu correo electrónico tus datos personales no serán visibles y son opcionales, pero nos ayudan a conocer mejor a nuestro público lector

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
Artículo anteriorMcDonald’s no abrirá sucursal en asentamiento en Cisjordania por motivos ideológicos
Artículo siguienteUna ilusión llamada territorio
Noticias, Reportajes, Cobertura de Eventos por nuestro staff editorial, así como artículos recibidos por la redacción para ser republicados en este medio.