Diario Judío México - La ONU acusó este jueves una vez más a de violar reiteradamente, de forma sostenida y en múltiples ámbitos, los derechos de los palestinos y le solicitó que cambie su conducta y aplique la ley internacional a la que está sujeto. El Comité de de Naciones Unidas presentó hoy sus conclusiones finales sobre , en las que detalló las múltiples violaciones de las leyes fundamentales que protegen los derechos de los palestinos.

El primer punto criticado por el Comité es el hecho de que no reconozca la aplicación de lo establecido en la Convención Internacional sobre Derechos Políticos y Civiles, a los palestinos que viven en Jerusalén Este, Cisjordania, la Franja de y los Altos del Golán, a pesar de que estén bajo su jurisdicción.

El Comité reclama a Tel Aviv que no haya investigado profusamente lo ocurrido durante las tres ofensivas a (2008-2009, 2012, y 2014) y que no haya asumido responsabilidades por las atrocidades cometidas por el Ejército Israelí.

“El estado debería asegurarse de que todas las violaciones a los cometidas durante las operaciones militares sean investigadas imparcial, efectiva e independientemente, y sus responsables, incluidos el mando, sean procesados y sancionados conforme a la gravedad de los hechos cometidos”, dice el comité.

Asimismo, criticó la política de demoliciones de casas de palestinos en Cisjordania, los impedimentos para que obtengan documentación administrativa y los desalojos y relocalización forzosa de beduinos “sin tener en cuenta su tradicional economía de pastoreo”.
El Comité hace referencia también a la detención administrativa de centenas de palestinos que están bajo custodia del gobierno israelí sin que pesen cargos sobre ellos.

Los expertos solicitan a que “acabe con la práctica de la detención administrativa y el uso de evidencias secretas en los procedimientos de detenciones administrativas, y se asegure de que los individuos sometidos a detención administrativa sean urgentemente procesados con ofensas penales o liberados”.

Los expertos reiteran al Estado hebreo su obligación de controlar el uso de la fuerza ejercido por las fuerzas de seguridad, y solicitan que se investiguen de forma independiente todos los incidentes en los que se haya usado munición real.
Esta advertencia incluye a los colonos, a quienes se les debe prohibir que ejerzan un uso excesivo de la fuerza contra los palestinos, advierte el Comité.

Asimismo, los expertos piden a Tel Aviv que acabe con la práctica de expropiación de tierras de palestinos en aras a otorgar más terrenos a los colonos.

El Comité solicita que se “prohíba explícitamente la tortura, incluyendo tortura psicológica, y tratamientos inhumanos, crueles o degradantes” y que remueva de su legislación el término “necesidad como justificación del crimen de tortura”.

Finalmente, el Comité se refiere al bloqueo a la Franja de y solicita a “que lo levante inmediatamente y permita la entrada sin restricciones de asistencia humanitaria y de material de construcción”.