Diario Judío México - El consejo de gobernadores de la Agencia Internacional para la Energía Atómica (AIEA) aprobó ayer una resolución para llevar a ante el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas por su supuesto programa nuclear secreto.

El consejo de gobernadores de la AIEA aprobó la resolución para censurar a con 17 de los 35 votos a favor.

Rusia, China, Ecuador, Paquistán, Venezuela y Azerbaiyán votaron en contra y otras 11 naciones se abstuvieron.

La AIEA tiene dudas sobre el verdadero objetivo del complejo de Al-Kibar (Dair Alsur). Algunos países creen que en esas instalaciones podría estar construyéndose de forma secreta un reactor nuclear. Según la resolución, el régimen sirio violó sus acuerdos de salvaguardas (controles) con la AIEA en el marco del Tratado de No Proliferación (TNP).

El embajador de Estados Unidos ante la AIEA, Glyn Davies, manifestó ante la prensa que la resolución es un “paso adecuado y necesario” para responder a los incumplimientos de . “Construir un reactor nuclear secreto, apto para la producción de plutonio, sin un fin pacífico creíble, es una de las peores violaciones de salvaguardas”, dijo el diplomático.

Poco después, la Casa Blanca expresó su beneplácito por la decisión de la AIEA.

El portavoz Jay Carney acusó al régimen sirio de “obstruir” y hacer “caso omiso de los esfuerzos de la AIEA por investigar el reactor nuclear durante años”.

En cambio, Rusia expresó su oposición. “Desde nuestro punto de vista, la resolución no es objetiva y llega a destiempo”, dijo el enviado de Rusia ante la AIEA Grigory Berdennikov, asegurando que ese complejo no supone ningún riesgo para la paz y la seguridad, porque ya no existe.

En 2007, bombardeó el complejo antes de que se pudiera aclarar su uso real.

Tras cuatro años de investigación, el director general de la AIEA, Yukiya Amano, apuntó por primera vez el mes pasado que “con gran probabilidad” era un reactor nuclear secreto.

Las conclusiones de la AIEA se basaron en restos de uranio encontrados en el lugar donde se encuentra el complejo, así como en análisis de imágenes de satélites y en los planos del lugar. Las conclusiones de la AIEA apuntan que las dimensiones de Al-Kibar son similares a las del reactor norcoreano de Yongbyon. Según Estados Unidos, Pyongyang habría ayudado a Damasco en el proyecto.

El régimen sirio sostiene que las instalaciones militares de Al-Kibar son convencionales.

“Es lamentable”, dijo el embajador sirio ante el organismo nuclear, Bassam Sabbagh. “ siempre estuvo comprometida con sus obligaciones y deberes y así seguiremos”, agregó.

Se prevé que en la sesión del Consejo, Moscú y Beijing ejercerán su poder de veto contra de posibles sanciones a Damasco.

Las opiniones expresadas aquí representan el punto de vista particular de nuestros periodistas, columnistas y colaboradores y/o agencias informativas y no representan en modo alguno la opinión de diariojudio.com y sus directivos. Si usted difiere con los conceptos vertidos por el autor, puede expresar su opinión enviando su comentario.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.


Artículo anteriorEl actor judío Leonard Nimoy apoya la creación de un Estado Palestino
Artículo siguienteDe Chiapas a Tijuana, la semana de los arrestos inesperados
Noticias, Reportajes, Cobertura de Eventos por nuestro staff editorial, así como artículos recibidos por la redacción para ser republicados en este medio.