Diario Judío México - Recientemente  se realizó la primer expoferia Hortícola del Paraguay, “Hortipar”, en el Campo Experimental del Centro Tecnológico Agropecuario del Paraguay (CETAPAR) que “nace con la idea de brindar acceso a los productores sobre los sistemas innovadores en este campo”, recalcó el director de CETAPAR,  Edgar Figueredo, en diálogo con AJN.

Con la presencia de  2.500 personas y de 15 empresas que mostraron todo tipo innovación, los asistentes pudieron apreciar la innovación para el riego proveniente de implementada a través de un acuerdo de cooperación.  “Estamos muy contentos por esta gran cooperación con ”, sostuvo el directivo.

Desde 2016 hasta mediados de 2018 Paraguay y la embajada de han trabajado en la tecnificación de la producción hortícola en los sistemas de riego implementadas a partir de la cooperación de . “Hemos recibido una cooperación muy valiosa desde .  Tenemos en CETAPAR un parque tecnológico de 4.000 m² con tecnología israelí montada en toda la superficie destinada a trabajar en investigación hortícola”, explicó el directivo.

El sistema de riego se encuentra instalado en  el Campo Experimental de CETAPAR, un predio de 4.000 m² ubicado en el distrito de Yguazú, departamento de Alto Paraná. “Gracias a este aporte, pretendemos llegar a productores, técnicos y estudiantes interesados en sistema de producción”, agregó el ejecutivo.

“Estamos trabajando fuertemente para que la cooperación siga creciendo porque queremos volver a darle un lugar a la producción hortícola en el país”, recalcó.

Cabe destacar que en marzo de 2016, Figueredo participó de un curso de formación de la Agencia de Cooperación para el Desarrollo Internacional MASHAV en , organismo del Ministerio de Exteriores israelí, junto a otras 22 personas de once países. Llegado al final del viaje, todos debieron presentar un proyecto del que solo uno saldría elegido. Fue recién de vuelta en Paraguay cuando el ingeniero agrónomo se enteró que había sido escogido y que financiarían su proyecto con la ayuda de 1000 dólares donados por el Estado de .

Rápidamente, Figueredo comenzó el proceso junto a la Embajada israelí en Paraguay para desarrollar el sistema que había presentado. El proyecto consistió en un kit de riego de 500 metros cuadrados que incluye un tanque de agua de 500 litros, además de las mangueras y las bocas de distribución del agua, que ayudan al productor a poder tener tecnología en su propiedad y beneficios como el ahorro de tiempo, agua, no requiere de energía eléctrica, y es fácil de instalar y manejar. La donación israelí para llevarlo a cabo formó parte del “Family Drip System”, firmado entre y la Federación de Cooperativas de Producción de Paraguay.