Las conversaciones sobre una nueva constitución para terminaron esta semana con decepción, según concluyó el viernes el mediador de Naciones Unidas, y sin un entendimiento adecuado sobre cómo hacer avanzar el proceso.

La sexta ronda de conversaciones entre 15 representantes del régimen del dictador Bashar Assad, de la oposición y de la sociedad civil se celebró esta semana en la sede de la en Ginebra.

El régimen y la oposición intercambiaron insultos después, señalándose mutuamente como responsables de la falta de progreso.

“Hubo altibajos”, dijo el enviado de la Geir Pedersen en una conferencia de prensa tras las conversaciones del Comité Constitucional Sirio (CCS).

“Tuvimos tres días que fueron bastante bien y un día que fue más difícil”.

Esta semana, cada delegación presentó proyectos de texto sobre diferentes áreas de la Constitución: el lunes, el gobierno sobre la soberanía, la independencia y la integridad territorial; el martes, la oposición sobre las fuerzas armadas y la seguridad; luego la sociedad civil sobre el Estado de derecho; y el viernes, el gobierno sobre el terrorismo.

Pedersen quería concluir el viernes alcanzando una forma de acuerdo provisional sobre los principios que se habían discutido, ya sea en parte o en su totalidad, o si no, acordando lo que las partes no estaban de acuerdo.

“El debate de hoy ha sido una gran decepción. No hemos conseguido lo que esperábamos: que tuviéramos una buena discusión sobre cómo llegar a algún tipo de consenso”, dijo el diplomático noruego.

“Nos faltó un buen entendimiento sobre cómo avanzar en ese proceso”.

Las negociaciones no se han celebrado desde enero, cuando la quinta ronda de conversaciones se topó con un muro.

No se acordó ninguna fecha para la próxima ronda de conversaciones.

El CCE se creó en septiembre de 2019 y se convocó por primera vez un mes después.

Las negociaciones tentativas tienen como objetivo reescribir la constitución del país devastado por la guerra. Se espera que las conversaciones puedan allanar el camino hacia un proceso político más amplio.

Ahmad Kuzbari, jefe de la delegación gubernamental de la SCC, dijo que algunas propuestas de la oposición estaban “lejos de la realidad e incluso reflejaban pensamientos malignos y agendas agresivas”, dijo a los periodistas después.

Acusó a la oposición de “incesantes intentos de poner obstáculos y hacer fracasar esta ronda y llevarla a no alcanzar ningún resultado”.

“A pesar de todo lo ocurrido, nuestra delegación reafirma su voluntad de seguir adelante, de participar positivamente en el proceso”, concluyó.

El líder de las negociaciones de la oposición siria, Hadi Al-Bahra, dijo que las afirmaciones de Kuzbari estaban “desprovistas de toda verdad” y afirmó que el régimen no tenía voluntad de alcanzar una solución.

“Ni siquiera hubo intentos de lograr un consenso”, afirmó.

Bahra dijo que la posición de la oposición y del gobierno sobre la independencia, la soberanía y la integridad territorial de eran intercambiables, “pero siguen insistiendo en que no hay consenso”.

Pero dijo que las conversaciones de Ginebra eran la única plataforma internacional en la que la oposición tenía voz, por lo que era una que “debemos preservar”.

Pedersen dijo que los participantes “estaban de acuerdo en que no podía continuar así”, pero reveló que esta semana se había establecido “un poco de confianza” y podía “ver que hay posibilidades”.

La guerra civil de estalló en 2011 tras la violenta represión de las protestas que exigían un cambio de régimen.

Rápidamente se convirtió en un complejo conflicto que arrastró a numerosos actores, incluidos grupos yihadistas y potencias extranjeras. La guerra ha dejado alrededor de medio millón de muertos.

A lo largo de la guerra civil, la se ha esforzado por alimentar una resolución política.

FuenteNoticias de Israel

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A excepción de tu nombre y tu correo electrónico tus datos personales no serán visibles y son opcionales, pero nos ayudan a conocer mejor a nuestro público lector

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
Artículo anteriorBiden: el precio de la gasolina no bajará hasta 2022
Artículo siguiente7 minutos de sentido – ¿Sacrificar a tu propio hijo?