Diario Judío México - Las FDI comenzaron a limitar el tráfico en las carreteras a lo largo de la frontera libanesa por temor a represalias por parte de , ya que las tensiones siguen siendo altas después de los presuntos ataques israelíes.

«A la luz de una evaluación del estado operacional, se decidió que el movimiento de ciertos vehículos militares en varias carreteras solo sería posible sobre la base de la aprobación individual y de acuerdo con la evaluación de la situación», explicó la FDI en un comunicado.

La orden fue dada por los militares a todas las unidades en el área el martes por la mañana, restringiendo los viajes entre 0-5 kilómetros desde la frontera y ordenando a todas las tropas llevar armas y usar equipo de protección si se aprueba su solicitud de conducir en las carreteras fronterizas.

El Comando Norte del ejército está en alerta máxima desde el sábado por la noche después de que la Fuerza Aérea israelí llevara a cabo ataques contra una célula perteneciente a la Fuerza de Quds del Cuerpo de la Guardia Revolucionaria de en Siria, que planeaba lanzar drones armados para atacar objetivos en el norte de .

El ejército isrealí colocó el sistema de defensa antimisiles Iron Dome en el norte, cambió el despliegue de tropas y puso todas las bases en alerta máxima. No se han dado nuevas instrucciones de seguridad a los residentes del norte y no se abrieron refugios antiaéreos.

advirtió a Líbano durante meses de responsabilizarlo de ataques de desde el territorio libanés, y apuntará a su infraestructura si lanza cohetes desde el Líbano. El primer ministro aludió a esto en los comentarios que hizo en una gira por el norte el domingo.

no «tolerará la agresión contra desde ningún país de la región. Cualquier país que permita que su territorio sea utilizado para la agresión contra enfrentará las consecuencias».