Las están estudiando la posibilidad de utilizar helicópteros de ataque y drones para proteger a las tropas si se ven sometidas a un fuego masivo de islamistas palestinos durante las operaciones militares en , según informaron el lunes los medios de comunicación hebreos.

El informe se produce después de que un comando de una unidad policial de élite contra el terrorismo muriera cuando las fuerzas israelíes se vieron sometidas a un intenso fuego durante una incursión el viernes en la zona de Jenin.

Israel ha usado sus helicópteros de ataque en el pasado en Judea y Samaria, pero solo en circunstancias especiales y no de forma rutinaria. Sin embargo, los mandos del ejército están estudiando la posibilidad de emplearlos en vista del aumento de la magnitud y la intensidad de los enfrentamientos recientes, especialmente en la zona de Jenín.

El sitio web Haaretz informó de que el ejército también está debatiendo el uso de drones armados que pueden lanzar granadas. Están trratando de determinar si el armamento es adecuado para su utilización en sitios de Judea y Samaria, como el campo de refugiados de Jenin, que está muy concurrido, lo que aumenta la posibilidad de víctimas civiles.

El informe dice que los drones fueron diseñados para su empleo en el Líbano o en la Franja de Gaza.

La reevaluación de las tácticas del ejército en se produce después de que el sargento mayor Noam Raz, un veterano de 23 años de la unidad de élite antiterrorista Yamam, muriera durante los feroces intercambios de disparos entre las tropas israelíes y los islamistas palestinos cerca de Jenín.

Enfrentamientos en la zona de Jenín entre tropas israelíes y palestinos armados
Un islamista palestino enmascarado dispara un arma automática durante los enfrentamientos con las fuerzas de seguridad israelíes en la ciudad de Jenín el 13 de mayo de 2022. (Jaafar Ashtiyeh/AFP)

Raz fue alcanzado cuando las fuerzas estaban terminando una operación que incluía redadas en casas de sospechosos de terrorismo. Un alto cargo del Mando Central del Ejército dijo que la cantidad de disparos dirigidos a las tropas el viernes era “indescriptible”.

Varios de los terroristas palestinos responsables de los recientes atentados mortales que dejaron 19 muertos procedían de Jenín y sus alrededores. Las fuerzas israelíes han llevado a cabo incursiones en la zona. En una operación a primera hora del miércoles, una destacada periodista de Al Jazeera, Shireen Abu Akleh, murió por disparos durante los enfrentamientos entre palestinos armados y soldados israelíes, lo que ha aumentado aún más las tensiones.

Mientras tanto, el Canal 12 informó el lunes de que uno de los islamistas palestinos heridos en el enfrentamiento del viernes era un joven árabe israelí.

La cadena dijo que el joven de 18 años, al que no nombró, fue hospitalizado en Israel junto con Daoud Zubeidi, después de que fueran heridos en la batalla. Zubeidi, cuyo hermano, Zakaria Zubeidi, es un líder terrorista convicto que el año pasado se escapó de la prisión de Gilboa durante una semana antes de ser recapturado, murió posteriormente a causa de sus heridas.

El informe, sin fuentes, decía que el hombre era hijo de padre palestino y madre israelí y que vivía en Jenín.

También el lunes, el Canal 12 informó de que oficiales militares habían dicho al gabinete que muchos de los detenidos en las redadas actuaban solos y no eran miembros de grupos terroristas como Hamás o la Jihad Islámica y no recibían instrucciones de ellos.

Los oficiales dijeron que esa era una de las razones por las que recomendaban reabrir el cruce de Gaza a Israel para quienes tuvieran permisos de trabajo aprobados.