“Todos los cristianos evangélicos deseamos transmitir nuestras condolencias y solidaridad con la comunidad judía, y en especial a la Familia Jabbaz-Kibudi, por las tristes pérdidas familiares en el incendio de ayer en el barrio porteño de Recoleta,un hecho que nos llena de tristeza y consternación”, se expersaron en una carta enviada por la Federación Alianza Cristiana de Iglesias Evangélicas de la República Argentina (ACIERA) al Congreso Judío Latinoamericano.

“Rogamos a Dios nuestro Señor que colme sus corazones de paz y fortaleza en este difícil momento”, agrega la carta firmada por su Consejo Directivo, un día después del trágico incendio que afectó a la familia de la comunidad judía.

ACIERA es la entidad que representa a las instituciones que profesan la fe evangélica cristiana en la República Argentina, y mantiene un vínculo de diálogo y fraternidad con la comunidad judía, a través del CJL.