Líderes católicos y judíos italianos condenaron el martes como indignante un episodio en el que extremistas de derecha colocaron una bandera con una esvástica en un ataúd fuera de una después de un funeral religioso e hicieron el saludo nazi.

La arquidiócesis católica de Roma dijo en un comunicado que los sacerdotes de la parroquia de Santa Lucía, en un céntrico barrio de Roma, incluido el que presidió el rito fúnebre, no tenían ni idea de lo que iba a ocurrir fuera de la el lunes.

Las imágenes publicadas en internet mostraban el féretro con el cuerpo de Alessia Augello, exintegrante del grupo de extrema derecha Forza Nuova, cubierto por la bandera.

El comunicado de la diócesis describió la bandera como un “símbolo horrendo que no puede conciliarse con el cristianismo” y dijo que el episodio era un ejemplo ofensivo de “explotación ideológica” de un servicio religioso.

La policía dijo que estaba investigando el incidente como un posible delito de odio.

La comunidad judía de Roma expresó su indignación por el hecho de que este tipo de acontecimientos puedan seguir ocurriendo más de 70 años después del final de la Segunda Guerra Mundial y de la caída de la dictadura fascista italiana.

“Es inaceptable que una bandera con una esvástica pueda seguir mostrándose en público en estos tiempos, especialmente en una ciudad que vio la deportación de sus judíos por los nazis y sus colaboradores fascistas”, señaló el comunicado.

Tras una redada en el barrio judío de Roma el 16 de octubre de 1943, más de 1.000 judíos de la capital fueron deportados, la mayoría al campo de exterminio de Auschwitz, en la Polonia ocupada por los nazis. Sólo 16 regresaron. (Reporte de Philip Pullella; editado en español por Benjamín Mejías Valencia)

FuenteTN

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A excepción de tu nombre y tu correo electrónico tus datos personales no serán visibles y son opcionales, pero nos ayudan a conocer mejor a nuestro público lector

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
Artículo anteriorSiria y Líbano: auge del narcotráfico
Artículo siguienteA pesar de la pandemia, 33 docentes de América Latina lograron llegar a Israel y recibir sus diplomas