Diario Judío México - El Ministerio de Relaciones Exteriores israelí instruyó a las misiones diplomáticas en Norteamérica que muestren comprensión a las protestas de los líderes judíos liberales y expliquen las razones políticas detrás de la decisión de congelar el plan para el área igualitaria en el Muro Occidental.

Los jefes del Comité Americano de Asuntos Públicos de (AIPAC, por sus siglas en inglés) viajarán de emergencia a para advertir al primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, sobre una caída en el apoyo de los donantes de AIPAC por la decisión del gobierno de congelar la creación del área de oración igualitaria.

La presidenta saliente del AIPAC, Lillian Pinkus, se unirá al presidente entrante, Mort Fridman, y al director gerente, Richard Fishman.

El plan para reconocer oficialmente un área especial de oración mixta en el Muro Occidental se acordó en enero de 2016, después de tres años de intensas negociaciones entre grupos judíos israelíes y estadounidenses y las autoridades israelíes. Fue visto en ese momento como un gran avance en la promoción del pluralismo religioso en , donde las autoridades ortodoxas gobiernan casi todas las facetas de la vida judía.

La plaza principal del Muro Occidental está dividida en secciones separadas para hombres y mujeres. Aquellos que intentan mantener servicios igualitarios en la zona a menudo son hostigados.

Según el plan, la pequeña área igualitaria se expandiría y recibiría una entrada más central junto a las entradas a los sitios de oración masculinos y femeninos actuales.

Pero la iniciativa nunca fue implementada y el gobierno israelí congeló la su creación el domingo.

La mayoría de los judíos estadounidenses pertenecen a las corrientes más liberales de los movimientos Reformistas y Conservadores y se sienten alienados por las autoridades ortodoxas de .

Las embajadas y consulados israelíes en América del Norte se inundaron de denuncias sobre la decisión del gobierno, lo que llevó al Ministerio de Relaciones Exteriores israelí a ordenar a los diplomáticos israelíes que se reunieran para que pudieran expresar su protesta de manera oficial y organizada.