Diario Judío México - Lonah Chemtai Salpeter, nacida en Kenia hace 29 años, dio este miércoles a  la primera medalla de oro en pista en unos Eurpeos de al ganar de punta a cabo la final directa de 10.000 metros con un tiempo de 31:43.29.

En cabeza desde el primer kilómetro, Salpeter fue marcando parciales kilométricos hasta que todas sus rivales, incluida la defensora del título, la turca Yasemir Can, se fueron rindiendo.

La que más aguantó fue la holandesa Susan Krumins, que se derrumbó sobre la pista tras alcanzar la meta en segunda posición, a nueve segundos de la israelí. La sueca Meraf Bahta logró el bronce y la campeona anterior cayó hasta el quinto puesto.

Salpeter llegó a en 2008 como niñera del embajador de Kenia y terminó casándose con un israelí, por lo que obtuvo la nacionalidad en 2016.

La polaca Paulina Guba arrebató el título de peso, con un tiro de 19,33 metros, a la alemana Christina Schwanitz, que aspiraba a una tercera corona consecutiva y hubo de conformarse con la plata (19,19), seguida de la bielorrusa Aliona Dubitskaya (18,81).

El griego Miltiadis Tentoglu, de 20 años, campeón de Europa júnior de longitud el año pasado, se alzó con el título absoluto gracias a su quinto salto, de 8,25 metros.

En la jaula de disco, el alemán Robert Harting, uno de los grandes (una vez campeón olímpico, dos europeo y tres mundial), se despidió de la selección alemana en el sexto puesto con una marca de 64,33. Su hermano Christophe, campeón olímpico en Río 2016, no estaba en la final porque cometió tres nulos en la calificación.

Venció el lituano Andrius Gudzius con 68,46, seguido del sueco Daniel Stahl con 68,23 y del austríaco Lukas Weishaidinger con 65,14.