Diario Judío México - La localidad se hermanará con ‘Pueblo de las rosas’ () y construirá un centro de interpretación con los hallazgos de la excavación de un asentamiento judío del siglo XV. Los habitantes de la pequeña localidad burgalesa de Castrillo se someterán a pruebas de ADN para estudiar si tienen alguna relación con quienes vivieron hasta el siglo XV en el asentamiento sefardí descubierto en la zona. El Gobierno notificó esta semana al Ayuntamiento el cambio de nombre del municipio, que recupera la denominación original y deja de llamarse Castrillo Matajudíos.

castrillo_mota_de_judiosAsí lo confirmó a Servimedia el alcalde de la localidad, Lorenzo Rodríguez, que tras ocho años luchando por la modificación para evitar su connotación antisemita, ha conseguido que Castrillo Matajudíos pase a llamarse con su antiguo nombre, Castrillo , como corroboró el Boletín Oficial de Castilla y León hace unos días.

En las pasadas elecciones europeas, el pueblo, que tiene 65 habitantes, votó por mayoría absoluta el cambio de nombre.

Varios lugareños ya han mostrado su interés en someterse a las pruebas de ADN, según anunció Rodríguez, e incluso ciudadanos oriundos de Castrillo residentes en otros lugares también se han ofrecido a participar en la investigación. La iniciativa está impulsada por una asociación judía portuguesa que trabaja en la búsqueda científica de antecedentes judíos en Europa.

INTELIGENCIA DE UN PUEBLO
La Federación de Comunidades de Judíos de (FCJE) subrayó, en declaraciones a Servimedia, “la inteligencia de todo un pueblo, de su capacidad de releer la historia, del respeto por el prójimo, por el derecho a la diferencia y la diversidad” por cambiar la denominación del municipio burgalés.

Asimismo, desde el colectivo que representa a 45.000 judíos españoles se valora “la tenacidad y el empeño” del “promotor de la propuesta”, el alcalde Lorenzo Rodríguez Pérez. El propio alcalde asegura que ese trabajo ha tenido el objetivo de “recuperar nuestra historia y de la comunidad judía”.

“Todo esto no lleva sólo el cambio de nombre, sino la recuperación del asentamiento judío que se está excavando y en el que han aparecido las calles empedradas, viviendas y jarrones”, hallazgos que formarán parte de un centro de interpretación que se está proyectando según aseguró Rodríguez.

Ese centro de interpretación del mundo Sefarad en plena ruta Xacobea (Castrillo se encuentra a 2 kilómetros de Castrojeriz, punto clave de una de las etapas del Camino de Santiago, y a 48 kilómetros de Burgos), pondría aún más en el mapa al pequeño municipio, que ya ha alcanzado bastante popularidad gracias a su cambio de denominación. También podría recibir turistas interesados en el mundo judío que viajan a en busca de vestigios .

CON EL REY E
La defensa del buen nombre de la comunidad judía ha llevado a los habitantes de este pequeño pueblo burgalés a presentar su iniciativa en diversas conferencias en el extranjero y a relacionarse con personalidades, como el rey Felipe VI, que les recibió en audiencia en abril, asociaciones judías de todo el mundo y representantes del Gobierno de . Además, ha provocado que la comarca “tenga muchos más visitantes y haya puesto en valor todo lo que significa el pueblo para el turismo”.

No obstante, hasta después del verano aún podría haber carteles que incluyan el término “Matajudíos”. Entonces, con un acto en Madrid y otro en el pueblo, con representación de la Embajada israelí y las comunidades judías, se presentará el nuevo escudo del Ayuntamiento, así como carteles de la entrada del municipio.

También tendrá que cambiarse el nombre en el DNI de los empadronados en Castrillo, para que pase a ser el que recientemente ha confirmado el Ministerio de Hacienda a través de una carta enviada hace unos días al Ayuntamiento y Administraciones Públicas.

Además, Castrillo está ultimando el hermanamiento con Kafar Vradim (‘Pueblo de las rosas’), una localidad de 8.500 habitantes en el norte de , a 15 kilómetros de la frontera con Líbano. Dicho vínculo se formalizará este mes, según confirmó a Servimedia el alcalde.


SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.