Nicolás Maduro subrayó la necesidad de crear un frente unido contra Estados Unidos e Israel, y ha añadido que Caracas forma parte del «Eje de la Resistencia», informó la agencia de noticias del gobierno iraní Fars.

La autoridad iraní utiliza el término «Eje de la Resistencia» para referirse a las fuerzas chiíes que luchan contra Israel y Estados Unidos en Oriente Medio.

«El Eje de la Resistencia existe en todo el mundo, especialmente en Asia occidental, África, América Latina y el Caribe», dijo Maduro durante su viaje a Teherán el pasado fin de semana.

«La resistencia pertenece a los pueblos que luchan contra el neoliberalismo, el racismo y todas las formas de colonialismo, incluyendo el colonialismo político, económico, cultural y cibernético», exclamó Maduro frente a altos funcionarios persas.

«Nosotros, que estamos luchando contra el colonialismo, tratando de descolonizar la mente de nuestros pueblos, somos todos parte del Eje de la Resistencia contra las formas de imperio que imponen la hegemonía en el mundo», agregó Maduro.

Maduro y el terrorismo iraní
Maduro también recordó sus encuentros con Qassem Soleimani, el máximo comandante iraní del Cuerpo de la Guardia Revolucionaria Islámica (CGRI) quien fue asesinado por un dron estadounidense en Irak en 2020.

El líder chavista dijo que se reunió con Soleimani después de que varios ciberataques tuvieran como objetivo la infraestructura eléctrica de Venezuela. «Dos o tres días después de nuestra reunión, un grupo de expertos iraníes vino a Venezuela para reparar las instalaciones eléctricas», añadió.

Durante su visita a Teherán, Maduro firmó una «hoja de ruta de cooperación» de 20 años con .

Las declaraciones de Maduro eran hechas mientras un avión de bandera venezolana con una sospechosa tripulación de iraníes vinculados al terrorismo era detenido en Argentina. Ahora mismo existe una investigación abierta por sospechas de terrorismo internacional en el uso de la aeronave y en el background del piloto, un ex combatiente de la CGRI y de las Fuerzas Al Quds.

Según la fiscal que lleva el caso, pidió investigar si eventualmente el proceder del piloto iraní y la tripulación «constituye un acto de preparación para proveer bienes o dinero que pudieran utilizarse para una actividad de terrorismo, su financiamiento u organización».

Así la funcionaria dejó abierta la posibilidad de que la operación del avión venezolano-iraní estaba preparando el terreno para un ataque terrorista.

Vale recordar que la comunidad judía en Argentina ha sido el blanco de dos atentados terroristas cometidos, presuntamente, por fuerzas paramilitares de Irán.

Con información de Middle East Eye.

Si quieres recibir en tu celular esta y otras noticias de Venezuela y el mundo descarga Telegram, ingresa al link https://t.me/primerinforme y dale click a +Unirme.