Fue un 5 de marzo, y no un 8, cuando 129 trabajadoras de la fábrica Triangle Shirts Company, en Nueva York, la mayoría italianas y judías, reclamando mejoras laborales, fueron encerradas por los mismos dueños por temor a que robasen. 129 trabajadoras, cuya edad oscilaba entre los 14 y 23 años, que debían subir escaleras de madera que caían al vacío, y disponían 5 minutos para almorzar en una jornada de 12 horas, se vieron encerradas en una trampa. La rudimentaria fábrica ardió en llamas,( sosteniendo los registros de la época que los mismos dueños fueron quienes prendieron el fuego), y solo algunas pensaron que su salvación eran las ventanas, mientras las otras quedaron presas del fuego. Fue una imagen dantesca ver a las mujeres tirarse desde un cuarto o tercer piso, y cayendo al pavimento. Las imágenes fueron fotografiadas. El hecho conmocionó al mundo.

Meses más tarde se creaba el Sindicato Internacional de Mujeres Trabajadoras textiles.

De acuerdo al Diccionario Etimológico de Victoria Fau, más allá de recalcar que ellas murieron víctimas de la impunidad y de la explotación, sostiene ” Este día no conmemora la diplomacia de mujeres acaudaladas amables, de buena voluntad, que con su pasión lograron cambios en la sociedad que les permite más derechos. Este día conmemora a las revolucionarias pioneras, indignadas, las migrantes, y las que pedían mayor equidad en la vida conyugal y laboral. Las que demandaban ser más mujer”.

Un hito es marcado en 1910, en el Congreso de Mujeres Socialistas de Copenhague, cuando reunidas en demanda de educación, cultura e igualdad, Clara Zetkin propone el 8 de marzo como el Día Internacional de la Mujer Trabajadora. Fue aprobado 10 años después, pero desde el momento de su propuesta se celebró en toda Europa, pero en diferentes fechas.

Otro hito que marcó la fecha del 8 de marzo fue en la U.R.S.S., pues en esta fecha en 1817 las mujeres rusas se amotinan por falta de alimentos e inician un proceso revolucionario, que finalizaría en octubre, logrando Alexandra Kollontai, que el Soviet Supremo declara este día como día NO LABORABLE.

El papel que jugó la , recién en 1977, fue universalizar este día, como Día internacional de la Mujer, y Día de la Paz, quitándole así su carácter social de mujeres trabajadoras para rendir homenaje a las mujeres que fueron asesinadas vilmente por reivindicar sus derechos.

Por ello, el 8 de Marzo es un día luctuoso, conde se conmemora la masacre de la fábrica Cotton. Al intervenir la ONU, y desviar el verdadero sentido, está demás decir , que cada mujer, ante un hecho histórico irrefutable, puede conmemorar ese luctuoso día como homenaje a las víctimas, o bien, adherirse a “un festejo”, desvirtuando lo que fue la lucha de aquellas pioneras.

Celia Rudaeff. Periodista.

1 COMENTARIO

Deja tu Comentario

A excepción de tu nombre y tu correo electrónico tus datos personales no serán visibles y son opcionales, pero nos ayudan a conocer mejor a nuestro público lector

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
Artículo anteriorPurim y Pesaj. Los milagros de Hashem
Artículo siguienteSaveTheMusic presenta: “Budapest”, canción en Yiddish interpretada por Karsten Troyke