Otros 100 venezolanos descendientes de judíos sefardíes expulsados de España hace siglos lograron obtener el pasaporte español este viernes 15 de julio de 2022 en Caracas, tras completar con éxito los complejos trámites legales que permiten este beneficio migratorio amparado en una reparación histórica.

El encargado de negocios del Reino de España, embajador Ramón Santos, señaló que hasta la fecha han sido beneficiados por este proceso unos 8.000 venezolanos, y que aún se mantienen en estudio otro lote de expedientes.

“Este es un acto muy importante, de un gran significado con el cual estamos realizando el reparo moral a la expulsión de los judíos de España, hace 500 años. Reconocemos a su descendencia, en este caso los ciudadanos venezolanos que ahora también tienen su nacionalidad española”, dijo Santos en el evento.

«Se denomina sefardíes a los judíos que vivieron en la Península Ibérica y, en particular, a sus descendientes, aquéllos que tras los Edictos de 1492 que compelían a la conversión forzosa o a la expulsión tomaron esta drástica vía. Tal denominación procede de la voz «Sefarad», palabra con la que se conoce a España en lengua hebrea, tanto clásica como contemporánea», señala el texto de la Ley en la materia.

Embajador Ramón Santos, durante el emotivo acto en la sede del Hogar Canario en Caracas. Foto: Olga Maribel Navas

Honrar una desconocida memoria sefardí

Juan «Toto» Aguerrevere, es un locutor venezolano, que descubrió que tiene descendencia de la comunidad de judíos sefardíes expulsados de la Península Ibérica a finales de la Edad Media, que en su diáspora formaron comunidades en diversos países de Europa, el Mediterráneo Oriental, el Norte de África, los Balcanes, América y otras partes del mundo.

Juan forma parte del grupo de otros 100 venezolanos convocados este viernes 15 de julio para recibir su pasaporte español, que lo acredita como ciudadano de la Madre Patria, en un evento que se realizó en las instalaciones de Hogar Canario, en El Paraíso, Caracas, y el cual estuvo presidido por el encargado de negocios de España, embajador Ramón Santos.

En América, México y son los países que encabezan el mayor número de solicitudes de este beneficio para los descendientes de sefardíes.

“Fui el primero en este acto enrecibir este pasaporte, siento que estoy honrando la memoria de mis antepasados, a los cuales nunca conocí. Es un honor compartir su nacionalidad, de sentirme parte de España, nación que he tenido la suerte de conocer, de visitar en repetidas oportunidades y de la cual, ahora soy ciudadano”, dijo Aguerrevere, conocido como Toto Aguerrevere, hombre de radio y escritor.

Toto Aguerrevere, nuevo español sefardí

Señaló que su historia con los serfadíes, comienza por el año 1942, con un señor de nombre Rodrigo Aria, que se vino de España a y cuyo recuerdo se fue olvidando a medida que pasaban las generaciones, pero que iniciaron el estudio del árbol genealógico de la familia y pidieron demostrar su parentesco y descendencia, armaron el expediente y lo entregaron a las autoridades.

La olvidada historia de los sefardíes

Juan Aguerrevere, así como los otros 99 venezolanos que recibieron su pasaporte,se acogieron a la reforma del artículo 23 del código civil español, que fue aprobada en el año 2014, para entrar en vigencia el año 2015 hasta el año 2019, normativa que tuvo varias prorrogas.

«La España de hoy, con la presente Ley, quiere dar un paso firme para lograr el reencuentro de la definitiva reconciliación con las comunidades sefardíes», dice el texto original firmado por el rey Felipe VI.

La reforma de este artículo permitiófijar criterios objetivos para la concesión de la nacionalidad a los que acrediten la condición de sefardí, que pueden gozar de la doble nacionalidad,manteniendo la del país de origen.

«En definitiva, la presente Ley pretende ser el punto de encuentro entre los españoles de hoy y los descendientes de quienes fueron injustamente expulsados a partir de 1492, y se justifica en la común determinación de construir juntos, frente a la intolerancia de tiempos pasados, un nuevo espacio de convivencia y concordia, que reabra para siempre a las comunidades expulsadas de España las puertas de su antiguo país», agregan los enunciados.

Explica la norma que la condición de sefardí se podrá acreditar por varios medios y la especial vinculación con España, exigirá la superación de una prueba de evaluación de la lengua y cultura española del Instituto Cervantes.

Testimonios de sangre sefardí

María Gabriela, Vivas Geser, 27 años de edad, trabaja en una empresa de bienes raíces, es venezolana y señala que su familia se enteró de su descendencia con los sefardíes, por una casualidad.

“Yo no tengo memoria, no tengo recuerdos de mis ancestros sefardíes, la última referencia familiar que tenemos señala que el último integrantes de esta comunidad relacionado con nosotros falleció en 1.700. Para poder demostrar nuestro vinculo tuvimos que contratar una historiadora, que nos ayudara a construir la historia, que nos colaborara con la creación del expediente”, dijo Vivas.

Señaló que las investigaciones llevaron a conocer la historia de los sefardíes, que llegaron a por Coro y muchos de los cuales fueron enterrados en esas tierras. Dice que no fue nada fácil la investigación, pues muchos judíos se cambiaron los nombres y apellidos, para salvarse de la persecución.

“En el año 2018, viaje con mi mamá y mi hermano a firmar varios documentos, ya llevamos más de cuatro años en este proceso, recaudando documentos,mi familia es muy amplia y todos somos descendientes, ya hay 10 familiares que han recibido su pasaporte y hay en cola otro grupo”, señaló María Gabriela.

Indicó que por varios años estuvo viviendo fuera de , que regresó para quedarse y que para España solo irá de visitita “estoy muy agradecida con la distinción que nos han hecho, a mí,y a parte de mi familia, me gusta España y me siento orgullosa de tener ahora, doble nacionalidad”.

Beneficiados 8.000 venezolanos

Este proceso se cumple en el marco de la Ley 12/2015, de 24 de junio de 2015, «en materia de concesión de la nacionalidad española a los sefardíes originarios de España».

Levy Cohen, nació hace 50 años en Marruecos y junto a su familia llegó a Venezuela, donde se casó con una dama de nacionalidad italiana, es padre de tres hijas, que lo han hecho abuelo en cinco oportunidades. Obtuvo la nacionalidad venezolana.

“Iniciamos el proceso en el año 2019, organizamos nuestros expedientes y los entregamos. Hemos visitado en varias oportunidades España, y nuestros planes son emigrar a esas tierras, queremos establecernos para disfrutar nuestras vidas”, señaló Cohen.

Vitali Ojaldo, nació en Guantánamo, Cuba, señala que es descendiente directo de los sefardíes, es practicante de la religión judía.

“Llegue a hace 57 años, soy venezolano, cubano y ahora español. Creo que la entrega de estos pasaporteseste es un reparo moral, a ese acto ocurrido en España en el año 1492, es un acto de gallardía. En me casé y tengo tres hijas, a España quiero ir de visita, pero de Venezuela, no me quiero ir”, señaló Ojaldo.

FuenteEl estimulo

1 COMENTARIO

  1. Como español, muy orgulloso de esta “reparación” moral e histórica. Aunque los hechos acaecidos fueron aberrantes y supusieron un daño moral irreparable, al menos es un reconocimiento del sufrimiento insondable causado a tantas personas que generación tras generación sufrieron ese desprecio, siendo privadas de su nacionalidad y despojadas no sólo de sus pertenencias sino también de su dignidad.

Deja tu Comentario

A excepción de tu nombre y tu correo electrónico tus datos personales no serán visibles y son opcionales, pero nos ayudan a conocer mejor a nuestro público lector

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
Artículo anteriorMéxico presente en celebración de wizo: ¡Felicidades WIZO por sus 102 años!
Artículo siguiente¿¡Por qué!?…