Diario Judío México - La televisión estatal siria dijo el miércoles que hubo informes de un ataque de contra un área estratégica en las regiones de Daraa y Quneitra en el sur de Siria, donde fuentes de inteligencia occidentales dijeron que se sabe que las milicias apoyadas por Irán y Hezbolá tienen sus bases.

Con información de http://www.israelnoticias.com

La agencia de noticias siria informó que llevó a cabo un ataque contra varios objetivos que eran depósitos de armas de las milicias iraníes y Hezbolá.

Nuevos informes dicen que un misil cayó sobre una base y que varias personas han muerto y otras han resultado heridas.Aunque esta información tampoco ha sido confirmada por medios oficiales

El noticiero de Ikhbariyah, de propiedad estatal, no dio detalles, pero dijo que el ataque estaba dirigido contra Tel Haraa, que había sido durante mucho tiempo un puesto de avanzada para las fuerzas rusas, pero que más tarde fue tomado por milicias apoyadas por Irán, según fuentes de inteligencia occidentales.

Tel Haraa es un área estratégicamente localizada en el sur de la provincia de Daraa con vistas a los Altos del Golán en manos de los israelíes. Fue durante muchos años un importante puesto de radar militar ruso hasta que los rebeldes se hicieron con él en 2014, antes de que volviera a ser capturado por el ejército sirio el año pasado.

La zona ha sido objeto de incursiones israelíes contra milicias respaldadas por Teherán que se han atrincherado en el sur de Siria y en los Altos del Golán, cerca de la frontera con .

A principios de este mes, Siria acusó a de llevar a cabo un ataque aéreo en su territorio. Según los medios de comunicación sirios, el ataque fue un ataque combinado de aviones de combate y buques de la marina israelíes en el que se dispararon misiles contra objetivos militares en la capital, Damasco, y en la ciudad de Homs.

Una imagen de satélite difundida después del ataque mostraba el lugar que fue atacado en Damasco. Según la empresa Image Satellite International (ISI), el lugar en cuestión era un gran hangar dentro del complejo SSRC en Jarmaya.

En los últimos años, ha llevado a cabo cientos de ataques en Siria que, según dice, han tenido como objetivo a su archienemigo regional, Irán, así como a Hezbolá del Líbano, a quien considera la mayor amenaza para sus frontera