El modo de abordar el contencioso nuclear iraní ha puesto de manifiesto las diferencias entre el primer ministro í, Benjamín Netanyahu, y la canciller alemana, , pese a los esfuerzos de ambos por expresar su sintonía en muchos temas clave.