Diario Judío México -

Viena acoge a partir de mañana la 13 edición de las «Macabiadas» europeas, que por primera vez competirán en un país de habla alemana después del Holocausto.

Estos juegos tienen sus orígenes en la discriminación que sufrieron los deportistas judíos por parte de las instituciones deportivas europeas en los dos siglos pasados. Ante la negativa de aceptar a judíos en los clubes oficiales, las comunidades hebreas crearon sus propias instituciones y competiciones deportivas.

Una de éstas es el legendario club vienés «Hakoah» («fuerza», en hebreo), que en las primeras décadas del siglo XX dominó el deporte austríaco en fútbol y natación.

Sin embargo, la llegada del nazismo a Alemania en 1933, y cinco años más tarde a , puso fin a estas glorias deportivas, y muchos atletas judíos se tuvieron que exiliar o fueron asesinados en los campos de concentración nazis durante la Segunda Guerra Mundial.

«La Macabiada de Viena tiene un simbolismo muy fuerte. Demuestra que el nazismo no pudo acabar con nosotros», explicó a Efe Oskar Deutsch, organizador jefe de la Macabiada 2011.

La capital austríaca, cuya comunidad judía cuenta con sólo 7.000 miembros (frente a los 200.000 antes del Holocausto) se impuso como organizador para este evento a Madrid, San Petersburgo y Estocolmo.

«Algunas personas, sobre todo mayores, mostraron sus reservas de venir a . No debemos olvidar el pasado, pero tenemos que mirar hacia el futuro», asegura Deutsch.

Primera edición en 1932

La primera edición de estos Juegos se celebró en 1932 en Tel Aviv, entonces Protectorado Británico de Palestina, a iniciativa del ruso Yosef Yekutieli, quien había tenido en 1912 la idea de crear un evento deportivo para los judíos excluidos tras leer sobre los Juegos Olímpicos de Estocolmo ese año.

El nombre de estos Juegos se debe a la rebelión de los judíos contra la «helenización» del pueblo de Israel en el siglo II a.C, que estuvo liderada por la familia de los asmoneos (entonces llamados «macabeos»), y cuya rebelión siguen festejando los judíos en la fiesta de «» cada mes de diciembre.

Desde 1957, las Macabiadas mundiales se celebran cada cuatro años en Israel, mientras que de forma intercalada se organizan -también cada cuatro años los Juegos regionales, en , las Américas, África y Oceanía.

La anterior Macabiada europea fue en 2007 en Roma y la panamericana en Buenos Aires, que será sucedida en diciembre próximo por la de Sao Paulo.

Mientras que en las ediciones regionales sólo participan deportistas judíos, en las Macabiadas mundiales en Israel también compiten deportistas israelíes de origen árabe.

A la edición vienesa acudirán, según el programa, atletas de 39 países, en su mayoría europeos, además de delegaciones invitadas de Estados Unidos, México, Brasil e Israel.

Unos 2.000 deportistas competirán en la capital austríaca entre el 5 y 13 de julio en 17 disciplinas, entre ellas natación, atletismo, fútbol, tenis, golf y bridge. «La mayor parte de los deportistas son aficionados pero federados de todas las edades desde los 14 hasta los 79 años», cuenta Deutsch.

La principal delegación será la británica con 230 atletas, seguida por Alemania con 200, con 190, y Estados Unidos con 180, mientras que acudirá con un equipo de 60 deportistas, México con 19 y Brasil con 12.

Una «experiencia única»

Charly Bemaman, responsable de la delegación española, explicó a Efe que participar en una Macabiada es una «experiencia única», no sólo desde el punto de vista deportivo sino social, sobre todo para los jóvenes, que son mayoría en su equipo.

«Nuestros objetivo es acercar a los jóvenes al deporte, ya que la comunidad judía española no es muy deportista», dijo.

acude con equipos de fútbol, fútbol sala y voleibol en la categoría general, juvenil y veterana (mayores de 35 años).

«Esperamos poder llevarnos alguna medalla en fútbol sala», manifestó Bemanan, en cuya delegación hay numerosos deportistas de origen latinoamericano, sobre todo argentino.

La mayor parte de las competiciones se celebrarán en las instalaciones de «Hakoah», que inauguró hace dos años un nuevo complejo deportivo a pocos metros del estadio «Ernst Happel», donde ganó en 2008 la final de la Eurocopa de fútbol.

El principal desafío de los organizadores es la comida, que debe ser «kosher», es decir, cumplir con las leyes judías de alimentación y estar supervisada en todo momento por un rabino.

«Debemos garantizar tres comidas diarias para los 2.000 participantes durante los ochos días de competición, o sea, 32.000 platos en total», explica Deutsch.

Los Juegos serán oficialmente inaugurados con una ceremonia en la plaza del Ayuntamiento de Viena a la que se espera unas 5.000 personas, entre ellas, el presidente federal de , Heinz Fischer, y el alcalde de la ciudad, Michael Häupl.

Similar a los Juegos Olímpicos, también habrá un «fuego macabeo», que permanecerá encendido durante los ocho días que duren las competiciones

Las opiniones expresadas aquí representan el punto de vista particular de nuestros periodistas, columnistas y colaboradores y/o agencias informativas y no representan en modo alguno la opinión de diariojudio.com y sus directivos. Si usted difiere con los conceptos vertidos por el autor, puede expresar su opinión enviando su comentario.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

Artículo anteriorAclaración de la SEP sobre la prueba Enlace
Artículo siguienteVisita gobernador Sabines a periodista Elnecavé de ForoJudío.com y OLADD
Noticias, Reportajes, Cobertura de Eventos por nuestro staff editorial, así como artículos recibidos por la redacción para ser republicados en este medio.