500 edificios, el más alto de ocho pisos, están desiertos. Sus estrechos callejones se adornan con murales militantes y carteles en honor a los combatientes palestinos asesinados. No hay ningún mapa visible.

Conocido oficialmente como el Centro de Entrenamiento de Guerra Urbana, las FDI realizan ejercicios militares en dicho lugarEse sitio se llama “Mini .

El ejército empezó a construir la instalación de 45 millones de dólares en la base militar de Tzeelim en 2005. Durante los cinco años anteriores, las tropas israelíes lucharon contra los terroristas palestinos en ciudades y pueblos de Cisjordania y .

Desde entonces, Israel libró cuatro guerras en contra el grupo terrorista islámico Hamas. Además, estuvieron en algunas batallas en ciudades densamente pobladas y campos de refugiados.

“La naturaleza de la guerra ha cambiado”, dijo el coronel Eli Abeles, comandante de la instalación. “Hoy nuestra lucha principal… se lleva a cabo alrededor de áreas urbanizadas y en áreas urbanizadas”.

Los angostos pasillos, los edificios similares de hormigón y las áreas abiertas en las instalaciones de 60 acres simulan los entornos urbanos en los que operan los soldados. Estos pueden incluir y Cisjordania, así como el sur del Líbano.

El único grafitero oficial del ejército decora las calles con murales con consignas en árabe y retratos de militares palestinos y libaneses. Entre ejercicios, los soldados descansan a la sombra de los edificios, fumando cigarrillos debajo de carteles descoloridos.

En total, el lugar alberga hasta 2.000 soldados al mismo tiempo, una brigada completa. Para cuando las armas se silencian y las personas se van, el sitio queda como un pueblo fantasma.

FuenteAurora

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A excepción de tu nombre y tu correo electrónico tus datos personales no serán visibles y son opcionales, pero nos ayudan a conocer mejor a nuestro público lector

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
Artículo anterior30 aniversario de IWF presidido por Silvia Cherem
Artículo siguienteUna estrella de la NBA lleva la educación del Holocausto a una escuela musulmana en Brooklyn