Entre su congregación, él era conocido como “Rayo de sol” por su energía y su espíritu positivos. Para la comunidad en general, el rabino Mayer Abramowitz era “el padre de la comunidad judía cubana”.

Abramowitz, quien falleció el jueves pasado en su casa de Beach a los 97 años, abrió las puertas de la sinagoga que él dirigía, el Templo Menorah en Beach, a cientos de jóvenes judíos cubanos que vinieron a Estados Unidos como parte de la Operación Pedro Pan de 1960 a 1962. A lo largo de los años, él cuidó a incontables miembros de la comunidad que acudían atraídos por el cálido y acogedor rabino.

“El rabino Abramowitz fue bien conocido en nuestra comunidad porque él trabajó muy duro para crear puentes entre grupos diferentes”, dijo la representante Ileana Ros-Lehtinen, republicana del sur de la Florida.

“El fue una ayuda muy especial en los difíciles años del comienzo, cuando tantos refugiados cubanos llegamos aquí y estábamos tan poco familiarizados con cómo encontrar empleo, cómo encontrar ayuda para los ancianos, o cómo alimentar a los niños pequeños. La comunidad religiosa, como siempre, ayudó de verdad a muchos refugiados cubanos. Y el rabino Abramowitz dio el tono para que otros como él emularan su bondad. El fue todo un mensch’ ” (hombre de verdad en yiddish).

Nacido en la ciudad vieja de Jerusalén el 13 de diciembre de 1919, Abramowitz llegó a Nueva York en 1928. El obtuvo su diploma de bachelor en la Universidad Yeshiva en 1941 y se ordenó como rabino en el Seminario Teológico Judío en 1944. Pero cuando supo de los sobrevivientes desplazados de la Segunda Guerra Mundial se enlistó de inmediato como capellán y primer teniente, estacionado en Europa.

Abramowitz continuó sus esfuerzos para ayudar a miles de sobrevivientes del Holocausto a reconstruir sus vidas. Entrenó a muchos paraconvertirlos en maestros, y estableció una escuela y un campamento de verano para más de 2,500 niños en Europa. Asimismo, él participó activamente en la Bricha, el esfuerzo clandestino para ayudar a los sobrevivientes del Holocausto a escapar de la Europa de postguerra a Palestina.

En 1951, Abramowitz y su esposa fueron a vivir a Beach, y se hizo rabino en el Templo Menorah, donde prestó servicio durante 45 años. Después de retirarse, creó el Instituto de Liderazgo Judío (Jewish Leadership Institute), un programa que lleva a estudiantes universitarios a Israel para ayudarlos a desarrollar una fuerte identidad judía.

Pero unas vacaciones, que fueron cosa poco frecuente para Abramowitz, condujeron a la cualidad que tantos recuerdan con cariño. Pocos años después de venir a vivir a Beach, el matrimonio visitó Cuba. Allí, Abramowitz comenzó unas relaciones vitalicias con la comunidad judía cubana.

“Yo no sé qué me llevó a Cuba, porque yo nunca salía de vacaciones, pero probablemente fue Dios”, dijo Abramowitz al Herald en el 2009, cuando se retiró a los 90 años. El escribió los libros “Sacred Sword” (”Espada sagrada”) en 1992 sobre la Inquisición española, y, en el 2005, “Unsafe Haven” (“Refugio inseguro”), un relato de ficción sobre la vida después del Holocausto basado en sus propias experiencias.

“Aunque yo no estaba en su congregación, yo cubrí la comunidad judía de Beach por muchos años, y su historia fue siempre una de las que tuvo un mayor impacto”, dijo Norma Orovitz, quien, en 1989, fue elegida como la primera mujer presidenta del Templo Israel del Gran Miami.

“Muchos de mis amigos y vecinos cubanos encontraron un hogar espiritual con el rabino y Rachel cuando ellos les abrieron las puertas de su sinagoga, que había sido siempre ‘anglosajona’. Yo quedé tan fascinada con el rabino que busqué y conseguí un puesto en su programa para líderes para una de mis nietas. Ella regresó de Israel maravillada de que un rabino de más de 90 años pudiera ser una influencia tan grande para ella”.

A Abramowitz lo sobreviven su esposa, Rachel, sus hijos Dahlia Oppenheimer, David Abramowitz, y Reena Greenberg, 11 nietos y 22 bisnietos. Usted puede hacer donaciones al Instituto de Liderazgo Judío, 925 Arthur Godfrey Road, Suite 101, Beach, Florida, 33140.