Hace unos días se dio a conocer que la prohibición de que las enArabia Saudita condujeran llegó a su fin.

Diario Judío México - La norma había relegado a las féminas al asiento trasero en los vehículos durante décadas, pero finalmente el domingo pudieron tomar el volante y manejar.

Aunque no lo creas, si la prohibición era quebrantada se enfrentaban a un arrestoseguro.

En 1990, durante la primera campaña de las activistas a favor de conducir automóviles, las que lo hicieron en Riad perdieron sus empleos, sufrieron una estigmatización grave y les prohibieron viajar al extranjero durante un año como castigo.

También te recomendamos leer: Feminismo, la palabra del año

Como festejo a la nueva libertad, la saudita Aseel al Hamad manejó un Renault de Fórmula 1 en el circuito Paul Ricard de Le Castellet en Francia.

De acuerdo con medios locales, la mujer tomó el volante del Lotus Renault E20en el marco de una exhibición horas antes del arranque del primer Gran Premiode Francia en una década.

Se trata del mismo vehículo con el que el finlandés Kimi Raikkonen ganó en 2012 el Gran Premio de Abu Dabi (Emiratos Árabes Unidos).

Creo que hoy no solo se trata de celebrar la nueva era de  que empiezan a conducir, sino que también es el inicio de las en los de motor de ”, ha declarado Al Hamad a Reuters.

Al Hamad, empresaria y diseñadora de interiores, es la primera mujer de la Federación de de Motor de  y el primer miembro femenino de la Comisión de  en de Motor de la Federación Internacional del Automóvil (FIA, por sus siglas en inglés).