Diario Judío México - Oficiales investigadores de la Policía llegaron a la residencia oficial del primer ministro en Jerusalem esta mañana por 12ª vez, para interrogar a Binyamin Netanyahu, tras un receso de un mes.

A diferencia de lo que sucedió en los interrogatorios anteriores, y por primera vez desde la publicación de las recomendaciones de la Policía, se espera que la investigación se ocupe de la que se conoce como Causa 2000, que trata de los vínculos del primer ministro con el editor del diario Yedioth Ahronoth, Nony Mozes.

Se trata en realidad de un procedimiento para completar parte de la investigación, a pedido de la Fiscalía, en base a testimonios y elementos probatorios nuevos registrados en la causa, especialmente los basados en el testimonio del testigo de cargo Nir Hefetz.

La investigación se basará en la integridad de la investigación y en los nuevos testimonios recopilados en el caso, encabezados por el Fiscal del Estado Nir Hefetz. Medios locales informaron que a Netanyahu se le mostrarán hoy pruebas según las cuales el empresario Arnon Milchan fue el intermediario entre el primer ministro y Mozes en la época en que se establecieron los contactos entre ambos, lo que podría demostrar que hubo un intento de llegar a un acuerdo. Los investigadores confrontarán a Netanyahu con ésta y otras pruebas y testimonios, a fin de recibir sus respuestas y explicaciones.

Como parte de la investigación, se investiga si Milchan participó en conversaciones entre Netanyahu y Moses en 2009, cuando los dos acordaron que el diario Hayom no publicaría un suplemento de fin de semana. A cambio, Yedioth Ahronoth no atacaría a Netanyahu. Según los detalles de la investigación, el acuerdo se mantuvo y fue cumplido por las partes hasta fines de ese año, después de lo cual el periódico comenzó a publicar su edición de los fines de semana.


SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.