Diario Judío México - El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, visitó hoy un centro judío en Mumbai y develó un monumento conmemorativo a 166 personas que fueron asesinadas por militantes que arrasaron la ciudad en un asedio de tres días en 2008.

Netanyahu estuvo acompañado por Moshe Holtzberg, un niño de 11 años cuyos padres estaban entre las seis personas asesinadas en el Centro de Jabad durante el ataque.

El primer ministro israelí afirmó que “la luz se extenderá desde el monumento para hacer del mundo un lugar mejor”.

Moshe agradeció al primer ministro por visitar el centro.

El Centro de Jabad está convirtiendo partes del edificio en un monumento conmemorativo para las víctimas del ataque, que también se dirigió a una estación de ferrocarril, hoteles lujosos y una cafetería. La culpó a un grupo militante con sede en Pakistán.