Diario Judío México - Mientras que el primer ministro decidió no hacer ningún comentario sobre el esperado anuncio estadounidense el miércoles que declara a capital de , publicó un video que insinuaba el próximo evento y dijo que en este día, la identidad nacional de está siendo “reconocida”.

Se espera que el presidente de Estados Unidos, , anuncie oficialmente el miércoles que Estados Unidos reconoce a Jerusalén como la capital de y que está haciendo preparativos para trasladar allí su embajada, rompiendo con la política estadounidense de los EE. UU. Y agitando los disturbios.

En un video improvisado en el que aparece el primer ministro que viajaba en su automóvil al Knesset, Netanyahu señaló que “nuestra identidad histórica y nacional se reconoce de manera importante todos los días, pero particularmente en este día. Obviamente, tendré algo que añadir a esto más adelante. hoy en algo relacionado con Jerusalén “.

Pero muchos otros gobiernos en el y en todo el mundo no estaban tan contentos. El líder supremo de , el ayatolá Ali Khamenei, proclamó el miércoles, horas antes del esperado anuncio estadounidense, que la medida era una señal de “incompetencia y fracaso”.

“Que reclamen que quieren anunciar Quds [Jerusalén] como la capital de la Palestina ocupada es debido a su incompetencia y su fracaso”, dijo Khamenei, utilizando el nombre árabe de Jerusalén, según su sitio web oficial.

siempre ha apoyado a varios grupos militantes palestinos en su lucha contra .

“Sobre el tema de Palestina, las manos de Estados Unidos están atadas y no pueden avanzar en sus objetivos”, dijo Khamenei, declarando que el pueblo palestino sería victorioso.

“Los funcionarios del gobierno estadounidense se han dicho a sí mismos que tenemos que comenzar una guerra en la región para proteger la seguridad del régimen sionista []”, dijo Khamenei.

Hay ciertos gobernantes en la región que están “bailando al ritmo de Estados Unidos”, agregó en una referencia indirecta al principal rival regional de , Arabia Saudita.

“Lo que Estados Unidos quiera, trabajarán contra el Islam para lograrlo”, dijo.

El respaldo al reclamo de de que toda Jerusalén sea su capital revertiría la vieja política estadounidense de que el estado de la ciudad debe decidirse en las negociaciones con los palestinos, que imaginan a Jerusalén este como la capital de su futuro estado.

El Kremlin anunció el miércoles que Rusia también estaba preocupada de que el conflicto entre Israel y los palestinos pudiera agravarse aún más por los planes de Trump de trasladar la embajada de Estados Unidos en Israel a Jerusalén.

“No discutiremos las decisiones que aún no se tomaron”, dijo el portavoz del Kremlin, Dmitry Peskov, en una conferencia telefónica con reporteros.

China también expresó su preocupación el miércoles, diciendo que la declaración podría provocar una nueva hostilidad.

El vocero del Ministerio de Relaciones Exteriores de China, Geng Shuang, dijo a reporteros en una conferencia de prensa programada que el estado de Jerusalén era un tema complicado y sensible y que a China le preocupaba que la decisión de Estados Unidos “agudizara el conflicto regional”.

“Todas las partes deberían hacer más por la paz y la tranquilidad de la región, comportarse con cautela y evitar impactar a las bases para resolver el problema de larga data de Palestina e iniciar una nueva hostilidad en la región”, dijo Geng.

China siempre ha sostenido que se debe permitir que los palestinos construyan un estado independiente, aunque tradicionalmente ha desempeñado un papel pequeño en los conflictos o la diplomacia de , a pesar de su dependencia de la región para el petróleo.

El ministro de Relaciones Exteriores de Turquía, Mevlut Cavusoglu, dijo el miércoles que sería un “grave error” que Estados Unidos moviera su embajada y que había advertido al secretario de Estado de los Estados Unidos, Rex Tillerson, que la medida tendría graves consecuencias.

Antes de una reunión bilateral con Tillerson en la sede de la OTAN, Cavusoglu dijo: “Sería un grave error. No traerá ninguna estabilidad … sino más bien caos e inestabilidad”.

“Todo el mundo está en contra de esto”, dijo, y agregó que ya le había contado a Tillerson cómo se sentía y lo reiteraría en la reunión de la OTAN durante la reunión de ministros de relaciones exteriores de la alianza.

Preocupado porque los enfrentamientos violentos podrían estallar a raíz del anuncio de Trump, el Ministerio de Relaciones Exteriores de Alemania publicó una advertencia en su sitio web de que se esperaban manifestaciones y que sus ciudadanos deberían evitarlas y cualquier gran multitud en el este de Jerusalén, Cisjordania y Gaza.

En una actualización de su aviso de viaje para Israel y los territorios palestinos, el ministerio en Berlín dijo: “A partir del 6 de diciembre de 2017, puede haber manifestaciones en Jerusalén, Cisjordania y la Franja de Gaza. No se pueden descartar enfrentamientos violentos. ”

El ministerio aconsejó a los viajeros en Jerusalén que supervisen de cerca la situación a través de los medios locales y eviten las áreas afectadas.

El secretario de Relaciones Exteriores británico, Boris Johnson, también expresó su preocupación el miércoles sobre el inminente anuncio de Trump, diciendo a los periodistas en Bruselas: “Esperemos y veamos qué dice exactamente el presidente. Pero, ya veremos los informes que hemos escuchado con preocupación porque pensamos que Jerusalén obviamente debería ser parte del acuerdo final entre los israelíes y los palestinos”.

El gobierno sirio también condenó la decisión de Trump, dijo la Agencia de Noticias Árabe Siria controlada por el gobierno. “[La medida] es la culminación del crimen de usurpar Palestina y desplazar al pueblo palestino”, dijo SANA, citando una fuente del Ministerio de Relaciones Exteriores.

Mientras tanto, hablando con los palestinos antes del discurso programado de Trump, el Papa Francisco dijo el miércoles que “reconocer los derechos de todas las personas” en Tierra Santa era una condición primaria para el diálogo.

El Papa, que habló con el presidente palestino Mahmoud Abbas sobre la crisis el martes, hizo sus comentarios a un grupo de palestinos visitantes involucrados en el diálogo interreligioso con el Vaticano.

“La Tierra Santa es para nosotros los cristianos la tierra por excelencia del diálogo entre Dios y la humanidad”, dijo.

Habló del diálogo entre las religiones “y también en la sociedad civil”.

“La condición principal de ese diálogo es el respeto recíproco y el compromiso de fortalecer ese respeto, por el bien de reconocer los derechos de todas las personas, donde sea que estén”, dijo.

Deteniendo décadas de la política estadounidense, Trump reconocerá a Jerusalén como la capital de Israel

Eli Leon, Shlomo Cesana y Yoni Hersch de la agencia Reuters e Israel Hayom informaron que a pesar de las advertencias de aliados occidentales y árabes de graves consecuencias, el presidente estadounidense también planea poner en marcha una futura reubicación de la embajada estadounidense en Jerusalén, un proceso que podría tomar años, según funcionarios de la Casa Blanca.

Trump también reitera su “compromiso con la paz” “, dice el asesor responsable.

Se espera que el presidente de Estados Unidos, , anuncie el miércoles que Estados Unidos reconoce a Jerusalén como la capital de Israel y planea trasladar su embajada allí, rompiendo con la política estadounidense de los EE. UU. Y desatando disturbios.

A pesar de las advertencias de los aliados occidentales y árabes, a las 1 p.m tiempo local de la Casa Blanca, Trump se dará instrucción al Departamento de Estado para comenzar a buscar una ubicación para una embajada en Jerusalén como parte de lo que se espera que sea un proceso de un año para lograr la reubicación de la embajada norteamericana de Tel Aviv a Jerusalén.

Trump debía firmar una exención de seguridad nacional que retrasara el traslado de la embajada, ya que Estados Unidos no tiene una estructura de embajada en Jerusalén para mudarse. Un alto funcionario de la administración dijo que podría llevar de tres a cuatro años construir una embajada. Aún así, la decisión de Trump, una promesa fundamental de su campaña el año pasado, pondrá fin a décadas de política estadounidense que ha visto el estatus de Jerusalén como parte de una solución de dos estados para israelíes y palestinos, que quieren Jerusalén este como su capital.

En un esfuerzo por evitar posibles enfrentamientos sobre el tema, la oficina del primer ministro no emitió ninguna declaración de respuesta e instruyó a los ministros del gabinete a guardar silencio hasta el anuncio. Mientras tanto, todos los aliados de Washington del advirtieron contra las peligrosas repercusiones de esta decisión cuando Trump les habló el martes.

El presidente de la Autoridad Palestina Mahmoud Abbas, el presidente egipcio Abdel-Fattah el-Sissi y el rey jordano Abdullah hablaron públicamente sobre sus conversaciones con Trump sobre el tema, y ​​la oficina de Abbas emitió una declaración diciendo que la medida tendría “implicaciones peligrosas para el proceso de paz y estabilidad de la región”.

El rey jordano “afirmó que la decisión tendrá serias implicaciones que socavarán los esfuerzos para reanudar el proceso de paz y provocarán tanto a musulmanes como a cristianos”, dijo un comunicado de su oficina.

Un funcionario de la administración estadounidense, que informó el martes a los periodistas sobre el anuncio, dijo que “el presidente cree que esto es un reconocimiento de la realidad. Avanzamos sobre la base de una verdad que es innegable. Es solo un hecho”.

“Si bien comprendemos cómo podrían reaccionar algunas partes, aún estamos trabajando en nuestro plan que aún no está listo”, dijo el funcionario. “Tenemos tiempo para hacerlo bien y ver cómo se siente la gente después de que esta noticia se procesa en el próximo período de tiempo”.

Los altos funcionarios de la administración Trump dijeron que la decisión de Trump no tenía la intención de inclinar la balanza a favor de Israel y que acordar el estado final de Jerusalén seguiría siendo una parte central de cualquier acuerdo de paz entre Israel y los palestinos. Al defender la decisión, los funcionarios dijeron que Trump estaba básicamente reflejando una verdad fundamental: que Jerusalén es la sede del gobierno israelí y debería ser reconocida como tal.

Los palestinos han dicho que la medida significaría el “beso mortal” para la solución de dos estados.

Los beneficios políticos para Trump no están claros. La decisión emocionará a los republicanos conservadores y cristianos evangélicos que constituyen una gran parte de su base política. Pero complicará el deseo de Trump de una paz más estable en e Israel-Palestina y suscitará tensiones. Presidentes anteriores han pospuesto tal movimiento.

El mero indicio de su decisión de trasladar la embajada en el futuro hizo sonar las alarmas en todo Oriente Medio, lo que aumenta la posibilidad de . “Nuestro pueblo palestino en todas partes no permitirá que esta conspiración pase, y sus opciones están abiertas en la defensa de su tierra y sus lugares sagrados”, dijo el jefe de Hamas, Ismail Haniyeh.

Grupos militantes islamistas como al-Qaida, Hamas y Hezbollah han tratado en el pasado de explotar las sensibilidades musulmanas sobre Jerusalén para avivar a los anti-Israel y anti-Estados Unidos. sentimiento.

La decisión se produce cuando el asesor y yerno principal de Trump, Jared Kushner, lidera un esfuerzo relativamente silencioso para reiniciar los esfuerzos de paz estancados en la región, con poco progreso tangible hasta ahora. “El presidente reiterará lo comprometido que está con la paz. Si bien entendemos cómo pueden reaccionar algunas partes, aún estamos trabajando en nuestro plan, que aún no está listo. Tenemos tiempo para hacerlo bien y ver cómo se siente la gente después de esta noticia se procesa durante el próximo período de tiempo “, dijo un alto funcionario.

Ningún otro país tiene su embajada en Jerusalén.

Trump ha ponderado la política de EE. UU. Hacia Israel desde que asumió el cargo en enero, considerando que el estado judío es un fuerte aliado en una parte volátil del mundo. Aún así, las deliberaciones sobre el estado de Jerusalén fueron tensas. El vicepresidente Mike Pence y el embajador de Estados Unidos en Israel David Friedman presionaron tanto para el reconocimiento como para la reubicación de embajadas, mientras que el secretario de Estado Rex Tillerson y el secretario de Defensa Jim Mattis se opusieron a la mudanza de Tel Aviv, según otros funcionarios estadounidenses que pidieron el anonimato. Un impaciente Trump finalmente intervino, diciéndole a los asesores la semana pasada que quería mantener su promesa de campaña.

Publicado por agencias de noticias e Israel Hayom, 6/12/2017

Traducido por Yoram Bar-Am, escritor, publicista, traductor e intérprete profesional independiente para Diario Judío de México.

Las opiniones expresadas aquí representan el punto de vista particular de nuestros periodistas, columnistas y colaboradores y/o agencias informativas y no representan en modo alguno la opinión de diariojudio.com y sus directivos. Si usted difiere con los conceptos vertidos por el autor, puede expresar su opinión enviando su comentario.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

Artículo anteriorDavid Hatchwell: “Nadie en España puede decir que no tiene algún tipo de origen judío”
Artículo siguienteArabia Saudita advierte de que el traslado de embajada a Jerusalén podría ser “provocador”
Yoram Bar-Am, traductor profesional independiente, miembro de la asociación de traductores e intérpretes de Israel (ITA), con residencia en Tzur Ygal, Israel. Posee experiencia acumulada superior a 30 años en la traducción, interpretación y publicación de textos y documentos legales, comerciales, técnicos, médicos, diplomas y certificados personales. Los servicios de traducción e interpretación incluyen acompañamiento de comisiones comerciales y diplomáticas y servicios de traducción simultánea y/o consecutiva ante los tribunales en Israel y el extranjero.