¿Quién fue y por qué marcó la historia de la Segunda Guerra Mundial?

nació el 19 de mayo de 1909 en Londres y murió el 1 de julio de 2015. Fue un filántropo británico de origen judío que es célebremente recordado ya que salvó a 669 niños judíos de la muerte a manos de la Alemania nazi, todo esto justo antes del inicio de la en 1939.

Pese a que es una historia que marcó la vida de muchas personas inmersas en el dolor de la guerra, no fue reconocido por esta labor durante décadas, situación que fue así porque el mismo Winton no quería revelas los nombre e identidades de esos niños a los que ayudó.

Llega a los campos de concentración
En diciembre de 1938 fue invitado a trabajar una temporada en los campos de concentración donde miles de seres humanos, muchos de los cuales eran niños de origen hebreo, malvivían en condiciones infrahumanas. La visión del drama le marcó profundamente y por ello montó una oficina en la habitación del hotel en el que se hospedaba y comenzó a elaborar un plan para sacar del país a tantos niños judíos como fuera posible para llevarlos a otros países y salvar sus vidas.

Con esto, se corrió la voz de su apoyo a estas personas, por lo que centenares de familias le visitaron para que incluyera a sus hijos en la lista de los niños que iba a intentar salvar. Luego de esto, contactó a embajadores de las naciones para que se hicieran cargo de los niños,

Gran Bretaña prometió aceptar a los que fueran menores de 18 años pero solo si antes encontraba a familias dispuestas a acogerlos y que además deberían comprometerse a abonar por anticipado un depósito de 50 libras por cada niño para pagar su futura vuelta a casa.

Salva al primer niño de casi 700
El primero de ellos se efectuó el 14 de marzo de 1939 en avión. En los siguientes meses se organizaron otros siete transportes, todos por tren. El último tuvo lugar el 2 de agosto. Los ferrocarriles tenían como destino la estación de Liverpool Street, en Londres, donde esperaban las familias de acogida.

El octavo tren tenía que salir de Praga el 1 de septiembre de 1939 y en él iban a viajar otros 250 niños, pero ese mismo día Alemania invadió Polonia y cerró las fronteras. El transporte desapareció y ninguno de los menores volvió a ser visto nunca más. Fueron 250 víctimas que se sumaron a los más de 15 mil niños que perecieron asesinados en Checoslovaquia durante la Segunda Guerra Mundial.

Winton rescató en total a 669 niños judíos. Su hazaña, que hubiera merecido múltiples condecoraciones y actos de homenaje, quedó en el olvido durante 50 años, ya que prefirió mantener en secreto lo sucedido.

En 1988 Greta, su mujer, encontró un viejo maletín escondido en el desván de casa y, rebuscando entre los papeles que contenía, se topó con las fotos de 669 niños, una lista con el nombre de todos ellos y algunas cartas de sus padres. Tal descubrimiento provocó que Winton no tuviera más remedio que explicarle a su esposa lo que había acontecido décadas atrás.

Sorprendida por la historia que le acababa de explicar su marido, Greta se puso en contacto con Elisabeth Maxwell, una historiadora especializada en el nazi y esposa del magnate de la comunicación Robert Maxwell, propietario de periódicos como el Daily Mirror y el Sunday Mirror.