La semana pasada, la Compañía de Investigación y Desarrollo Yissum de la Universidad Hebrea de Jerusalén reveló un increíble avance tecnológico en la impresión 3D: alimentos adaptados a los gustos personales basados ​​en una fibra natural, comestible y sin calorías.

La tecnología fue desarrollada por el Profesor Oded Shoseyov del Instituto Robert H. Smith de Ciencias de las Plantas y Genética en la Agricultura y por el Profesor Ido Braslavsky de la Universidad Hebrea de Jerusalén de la Facultad Robert H. Smith de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente. La plataforma está basada en nano-celulosa y permite la impresión 3D de alimentos personalizados.

Además, esta tecnología innovadora podría brindar una solución a una variedad de mercados de alimentos y poblaciones con diversas necesidades dietéticas, como los vegetarianos y veganos, ya que se pueden imprimir sustitutos de la carne. La plataforma también puede ayudar a las personas con dietas bajas en calorías, diabetes o celiacos. Las propiedades de las fibras de nanocelulosa se auto-ensamblan, permiten que las proteínas, los carbohidratos y las grasas se unan y otorgan al consumidor el control sobre la textura de los alimentos. El resultado final es una comida nutritiva y deliciosa, baja en calorías y adaptada a los gustos personales.

“La capacidad de preparar, mezclar, formar y cocinar automáticamente alimentos personalizados en un solo dispositivo es un concepto verdaderamente revolucionario”, declaró el Presidente y director ejecutivo de Yissum, Yaron Daniely, Ph.D. “La idea es permitir el control total de las sustancias utilizadas con el fin de crear comidas saludables y sabrosas que se puedan comer de inmediato. Esto tiene el potencial de abordar una variedad de desafíos que enfrenta el campo de la nutrición”.

(Traducido por el Consulado General H. de en Guayaquil)