En base a una decisión del gobierno de , este domingo 7 de marzo se inicia la vacunación de algo más de 100.000 que trabajan en forma legal, con permiso oficial, tanto en el territorio soberano de como en zonas industriales en los asentamientos en Judea y Samaria (Cisjordania).

“El objetivo es preservar la salud del público y el funcionamiento de la economía”, dice un comunicado del Ministerio de Salud Pública de Israel. Claro está que la salud de los trabajadores que entran diariamente a territorio israelí, es importante para ellos y para aquellos con quienes están en contacto en Israel, en diferentes fábricas y plantas en construcción.

Para poner en práctica el operativo serán instalados centros especiales de vacunación para los trabajadores en ocho de los pasajes por los que entran diariamente a territorio soberano de Israel, de norte a sur: Guilboa, Rajel, Lamed Hei, Meitar, Shaar Efraim , Eyal, Hashmonaim y Tarkumiya.

Además se abrirán otros cuatro centros de vacunación para quienes trabajan en las distintas fábricas que funcionan en las zonas industriales en asentamientos: Ariel, Barkan, Maale Adumim y Efrat.

Esto es sólo un primer paso. Ya se ha anunciado que más adelante se abrirán otros centros de vacunación.

Según informó el Ministerio de Salud Pública israelí, en todos estos centros la vacunación estará a cargo de equipos médicos israelíes y representantes de la Administración Civil israelí (un brazo del ejército, que se encarga de atender las necesidades de la población civil ) y la Autoridad de Pasajes.

Para recibir la primera dosis, los trabajadores deberán mostrar el permiso legal de ingreso a y fijar turno de antemano. Pero quienes se encarguen de ello serán los empleadores de cada uno de los obreros, que tienen la responsabilidad de coordinar el turno de sus trabajadores con el consejo regional en cada caso, según el sector en el que trabajan.

.En la primera etapa, los centros de vacunación funcionarán por dos semanas. A partir del 4 de abril volverán a abrirse estas instalaciones para administrar la segunda dosis, para la cual cada uno de los trabajadores plaestinos recibirá una invitación de acuerdo a la fecha en la que recibieron la primera.

Para garantizar que todo funcione bien, ya este jueves se llevaba a cabo un experimento piloto en uno de los pasajes .